14 de agosto de 2013: A los compañeros se los recuerda peleando

Rebeldía juvenil frente a una crisis económica que golpeaba duramente a los sectores populares. Los liceos y la universidad se convirtieron en espacios de lucha cuando Uruguay se desbarrancaba en la fosa profunda del autoritarismo. Los estudiantes tomaron las calles defendiendo un presupuesto digno para la educación. Soñaban con otro mañana -uno que todavía nos debemos-, y por eso dieron sus vidas resistiendo el avance del fascismo.

 

La lista es larga y dolorosa. Pero la memoria es necesaria, una memoria activa, una memoria de lucha, porque el mundo mas justo y libre por el que cayeron todos estos compañeros aun está por ser conquistado.

 

Líber Walter Arce Risotto, estudiante de la Escuela de Prótesis Dental de la Facultad de Odontología.

Hugo de los Santos, estudiante de Ciencias Económicas.

Susana Pintos, estudiante del Instituto de Enseñanza de la Construcción.

Jorge Salerno, estudiante de la Facultad de Agronomía.

Juan Carlos Larrosa Cruz, estudiante.

Héber Milton Nieto Santos, estudiante de Electrotecnia, Mecánica y Electrónica en el Instituto de Enseñanza de la Construcción.

Manuel Ramos Filippini, estudiante del Liceo IAVA.

Julio César Spósito Vitale, estudiante del Liceo Suárez.

Abel Adán Ayala Alvez, estudiante de la Facultad de Medicina.

Héctor Castagnetto Da Rosa, estudiante de la Facultad de Agronomía.

Mario Eguren Loyarte, estudiante de secundaria.

Íbero Gutiérrez González, estudiante de la Facultad de Humanidades.

Armando Hugo Blanco Katras, estudiante.

Blanca Castagnetto Da Rosa, estudiante de Notariado.

Leonel Martínez Platero, estudiante de la Facultad de Arquitectura.

Gustavo Luis Couchet Inzaurralde, estudiante del IAVA.

Juan Fachinelli, estudiante de la Facultad de Arquitectura.

Aurelio Sergio Fernández Pena, estudiante de la Facultad de Medicina.

Eduardo Agustín Ariosa Amilivia, estudiante.

Santiago Rodrigues Muela, estudiante del Liceo 8.

Joaquín Klüver, estudiante de la Facultad de Agronomía.

Roberto Julio Gomensoro Josman, estudiante y docente en la Facultad de Agronomía.

Ramón Peré Bardier, estudiante y docente de la Facultad de Veterinaria.

Walter Medina Delgado, estudiante de Secundaria.

Hugo Leonardo De los Santos Mendoza, estudiante de la Facultad de Agronomía.

Marcos Caridad Jordán, estudiante de la Facultad de Ingeniería.

Nibia Sabalsagaray, recién recibida como profesora de literatura en el Instituto de Profesores Artigas.

Silvia Ivonne Reyes Sedarri, estudiante.

Diana Niva Maidanick Potasnik, estudiante de la Facultad de Humanidades y Ciencias.

Laura Marta Raggio Odizzio, estudiante de la Facultad de Psicología.

Raúl Yankel Feldman, estudiante en la Facultad de Humanidades y Ciencias.

Luis Eduardo González, estudiante de la Facultad de Medicina.

María Clarisa Bonilla Unpiérrez, estudiante de secundaria.

Héctor Daniel Brun Cornelius, estudiante en la Facultad de Arquitectura.

María de los Ángeles Corbo, estudiante en la Facultad de Medicina.

Wiliam Alem Whitelaw Blanco, estudiante en la Facultad de Medicina.

Silvina Saldaña Lapeira, estudiante de Servicio Social en la Facultad de Ciencias Sociales.

Rafael Lezama González, estudiante en la Facultad de Derecho.

Elena Quinteros Almeida, maestra y estudiante de la Facultad de Humanidades.

Juan Pablo Recagno, estudiante de la Facultad de Arquitectura.

Anfrés Humberto Domingo Bellizi, estudiante en el nocturno del Liceo Dámaso.

José Enrique Michelena Bastarrica, estudiante de Ciencias Económicas.

Rosario del Carmen Barredo Longo, estudiante de la Facultad de Medicina.

Ana María González Pieri,  estudiante en la Facultad de Ciencias Económicas.

Gladys Elena Yáñez Rijo, estudiante en la Escuela Universitaria de Servicio Social.

Hugo Haroldo Dermit Barbato, estudiante de la Facultad de Medicina.

Miguel Ángel Mato Fagian, estudiante de la Facultad de Derecho.

José Félix Nieto Gnazzo, estudiante de la Facultad de Arquitectura.
Los compañeros viven en nuestra lucha. Por ellos, y por tantos otros, encarcelados y torturados durante años, es que hoy como ayer seguimos gritando bien fuerte:

 

¡Justicia y nunca más terrorismo de estado!

¡Porque seguimos peleando por un mundo nuevo!

¡Abajo la resignación!

¡Abajo el individualismo!

¡Arriba los que luchan!