1º de Mayo: En año electoral el camino sigue siendo la lucha

En general el actual gobierno no ha logrado resolver los problemas centrales de los sectores populares, mucho menos aún, los que aquejan a la enseñanza estatal. La bonanza económica propiciada por el auge internacional de las exportaciones de commodities,  ha servido para ensanchar los bolsillos de las multinacionales, la banca internacional y los latifundistas, el pueblo trabajador ha tenido que conformarse con las migajas de la fiesta, la torta se la comió el gran capital. Habiendo tenido a su disposición todas las condiciones financieras y económicas necesarias para implementar un presupuesto para ANEP y UDELAR acorde a las necesidades reales de estos sectores  (reservas financieras y mayoría parlamentaria), el gobierno del FA optó por mantener el hundimiento económico de la educación estatal, a la que privó del prometido 4,5% del PIB, dejando el presupuesto educativo en el magro 3.8% del PIB que asigna hoy. Como consecuencia de esto, al final del 2014 el salario docente base no superará un cuarto de la canasta familiar, por lo tanto los trabajadores docentes deberán seguir “ensanchando” la Unidad Docente hasta las 48 horas, para alcanzar un ingreso salarial que los salve de caer en la miseria, además la construcción de nuevos locales educativos no superará el 25% de los previstos para el quinquenio y la sobrepoblación estudiantil seguirá flagelando a la mayoría de los liceos. Cualquiera sea el sector al que pertenezca, el gobierno que asuma en marzo de 2015 tendrá los recursos financieros suficientes para revertir esta situación, no obstante – y de acuerdo a los programas y discursos electorales de los 3 partidos tradicionales -, lo complicado será lograr la voluntad política para que tal cosa ocurra.

Los dos gobiernos sucesivos del FA han demostrado el fracaso total de la “vía electoral” para transformar la educación pública, camino privilegiado por el oficialismo sindical, que antes de 2005 anunciaba que en el proyecto educativo del FA se reflejaban los reclamos de los trabajadores de la enseñanza. De los candidatos de “derecha” no hace falta ni hablar, usan cada aparición pública para atacar a los trabajadores de la enseñanza y para anunciar la privatización sumaria de la educación estatal, pingue negocio para sus amigos, los dueños de la U. Católica, la ORT, la U. de Montevideo, el Jubilar y el resto de la gavilla. Con lógicos matices, la transformación privatizadora de la educación estatal aparece como un punto de convergencia política entre los tres partidos que se disputan la presidencia, esta señal de alerta no debe ser subestimada por los trabajadores de ANEP, que en 2015 deberán enfrentar una nueva ofensiva privatizadora.  Este panorama transforma la elaboración del próximo presupuesto quinquenal, en el momento crucial para el desarrollo de las políticas públicas educativas de los cinco años venideros (y no sólo en materia financiera). Desde este punto de vista, la tarea central – sin desatender los emergentes que no nos dan tregua – para ADES  Montevideo y la FENAPES pasa por preparar en lo político y financiero su movilización del año próximo, la importancia de los temas en disputa así lo amerita. En tal sentido no podemos perder tiempo, como sindicato estamos obligados a trabajar dese hoy para que la lucha organizada nos permita en 2015, la conquista de los recursos necesarios que permitan una educación estatal digna para los hijos de los trabajadores.  En tal sentido la Asamblea General de ADES resuelve:

 

  1. Incorporar este texto y sus resoluciones al Plan de acción aprobado por ADES Montevideo.
  2. Antes del 30 de mayo de 2015 ADES Montevideo convocará su asamblea general para discutir la realización de un paro por tiempo indeterminado con ocupación de los centros de trabajo en defensa de los reclamos presupuestales de la FENAPES (salario, infraestructura, etc.).
  3. Antes de comenzar la huelga, ADES Montevideo trasladará la discusión de esta medida a la AGD de FENAPES, a la CSEU y demás sindicatos relacionados a la educación estatal (ADUR, AFFUR, etc.) con la orientación de lograr un conflicto general que los abarque a todos.
  4. Desarrollar una campaña financiera extraordinaria para conformar un Fondo de conflictos de ADES Montevideo, las características de dicha campaña se resolverán en la próxima asamblea general.
  5. Apoyar todas las iniciativas que a nivel de FENAPES y CSEU colaboren con la preparación del conflicto de 2015.

 

Esta moción aprobada en mayo por la Asamblea General, generó polémica, en el sentido de que para algunos compañeros era apresurado hacer este planteo ahora. Estos últimos meses han reafirmado la vigencia de lo aprobado en la misma. Los anuncios en materia educativa de parte de los futuros gobernantes no tienen mayores diferencias, el prometido 6% del PBI no es otra cosa que una propuesta demagógica puesto que se incluye en el mismo, rubros que no son educativos. En la actualidad, el 4.5% del PBI no se cumplió. Por el contrario apenas un 3.8% o un 3.9% entre ANEP y UDELAR, prueba de ello es que llegamos al fin de un nuevo período de gobierno con enormes carencias en la parte edilicia, con una promesa incumplida de construir más de 40 liceos, de los que apenas se construyeron 6 o 7. Edificios que aún están en estado ruinoso, con riesgos severos para integridad física y moral de los estudiantes y los trabajadores (inundaciones, filtraciones, hacinamiento, desperfectos eléctricos, etc.). Desde el punto de vista salarial seguimos padeciendo una política discriminatoria y demagógica, puesto que se anuncia por todos los medios grandes mejoras cuando en verdad sabemos que nuestro salario es vergüenza nacional (cuarta parte de la canasta familiar). Lo que ha deteriorado las condiciones de trabajo, generado multiempleo, provocando enfermedades y conspirando contra el nivel de la educación de los hijos de los trabajadores. La otra cara de esto ha sido desde hace muchos años, por parte de los gobiernos de turno, el orquestar una campaña de diatribas contra los trabajadores de la educación por su “falta de compromiso”, “ausencias”, “tres meses de vacaciones”, negarse a dar clase bajo un árbol, etc. No es menor los intentos coincidentes de los futuros gobernantes de promover reformas al mejor estilo de la reforma “ramera” de los 90 que tanto daño hizo, constituyéndose en una de las estafas educativas más grandes de la Historia. Estas reformas pretenden ser exhumadas, con algún tenue maquillaje, para presentarlas como la panacea para los problemas de la educación pública. A otro perro con ese hueso, lo que se busca es destrozar la educación, privatizarla, que la misma no llegue a los hijos de los trabajadores y favorecer la educación privada – la cual está exonerada de impuestos y aportes jubilatorios -. Apostamos a una educación pública y estatal con autonomía y cogobierno, al margen de los avatares político partidarios y las autoridades designadas a dedo. Una educación pública popular y democrática que contribuya a formar mujeres y hombres libres, críticos, solidarios que transformen la realidad y no se resignen a aceptar “es lo que hay valor” sino que otra vida y otro mundo es posible para los trabajadores – que son los que permiten que la sociedad exista – y sus hijos.

Existen condiciones para que estos objetivos puedan ser cumplidos, para ello se necesita voluntad política de quienes tienen en sus manos la conducción del país. Los pasos que se den en tal sentido, dependen y dependerán de nuestra lucha, sin vacilaciones ni claudicaciones, puesto que la práctica reciente demostró palmariamente que nada debemos esperar sino de nosotros mismos.

+ Aportes de las agrupaciones - El camino sigue siendo la lucha - Primero de Mayo - Imagen

 

Agrupación 1º de Mayo

Junio de 2014