1º de Mayo: ¿Qué implica un aumento igual a 0%?

En el segundo punto del acuerdo firmado el 26 de diciembre entre ANEP y CSEU, se puede leer: “En el año 2014, el Aumento General será de 0% en virtud de que el porcentaje previsto para dicho ejercicio se adelanta al año 2013 por el presente acuerdo” , que a su vez se paga con el “Fondo de Inasistencias”, -que fue creado en 1993 por la ley de presupuesto del ejercicio 1992[1]– que no debería existir porque, entre otras cosas, se nutre de las faltas con diversas motivaciones, entre ellas, medidas de lucha tales como paros. Es decir, nuestro “aumento”, depende básicamente de que los docentes no tengan problemas familiares, no adhieran a medidas de lucha, no tengan que realizar trámites urgentes. Si esto no pasa, ni siquiera existiría el dinero para tal fondo, por ende, no contaríamos con el adelanto que plantea el acuerdo.

Por otro lado, se hace necesario valorar cuánto ha aumentado el salario docente en los últimos años. Las cifras oficiales (extraídas del informe de la Dirección Sectorial de Programación y Presupuesto de  CODICEN de marzo de 2011)[2] nos muestran que, entre enero de 2005 y diciembre de 2011 el salario nominal (incluyendo las partidas) de un profesor egresado, grado 1 y efectivo, que trabaja 20 hs en 1er Ciclo con tiempo extendido aumentó $3.088, pasando de $10.148 a $13.236. Estaríamos hablando, por año, de unos $550 aproximadamente de aumento y ajustes por IPC.

Estas cifras, de por sí escandalosas, empeoran cuando comparamos con el año 1997: un profesor egresado, efectivo y grado 1, en 2º ciclo ganaba $9.931 en ese año y en 2011 $13.110[3], obteniendo un aumento que apenas supera los $3.000, en el transcurso de 14 años. ¿Les parece que en 14 años el costo de vida se encareció solo $3000?

Supongamos que se trata de un docente grado 7, en 2º Ciclo: en enero de 1997 ganaba unos $17.874, mientras que en diciembre de 2011, su salario ascendía a $20.984. Como se puede apreciar, la situación se mantiene. Tengamos en cuenta de que el profesor grado 7 tiene por lo menos 28 años de dedicación a la labor docente y seguramente esté cercano a la jubilación, por lo que le espera un futuro por demás nefasto a pesar de su aparente “buen pasar”.

La cuestión central es que, con una inflación que se acerca a los dos dígitos, fruto de un alarmante aumento de los precios, que traslada los magros aumentos de salarios (más un plus por las molestias ocasionadas) a los bolsillos de los trabajadores, dado que las empresas (como es esperable) no quieren afrontar ni una mísera parte de los mismos. El gobierno, por su parte, ya ha trazado su línea político-económica y es claro que no se impulsará ninguna medida que genere pérdidas a los grandes capitales, nacionales o extranjeros. Incluso, resulta que el aumento de los precios al consumidor fue ocasionado por el aumento de salarios, haciendo uso de los postulados de los “Chicago Boys”.

Asimismo, cuenta con el aval de una burocracia sindical que practica consuetudinariamente el entreguismo, haciendo suyos los planteos del gobierno y del gran capital. Estas eventuales mayorías se han encargado de abortar conflictos de toda índole (por salario, por condiciones laborales, contra la reforma educativa) y aportar a una concepción de “acumulación de fuerzas” casi milenarista, donde miles de trabajadores saldrán a las calles a luchar por arte de magia, sin profundizar previamente los conflictos, sin conquistar nuestros históricos reclamos.

Frente a esta concepción, proponemos una directiva compuesta por trabajadores, que defienda la independencia de clase del movimiento sindical. Una directiva que no esté atada al partido de gobierno, que respete a las bases y a los órganos de participación colectivos, fundamentalmente a la Asamblea, órgano soberano de nuestro sindicato.

Es fundamental remarcar que lo que no se consiga en este 2013, no existirá hasta el 2016, dado que 2014 es un año electoral, 2015 funciona con el anterior presupuesto mientras se organiza el nuevo y recién en 2016 se vota un nuevo presupuesto. Es decir NO HAY AUMENTO SALARIAL POR TRES AÑOS. La única posibilidad (con la que cuenta el patrón) es que aquellos que puedan, tomen cada vez más horas de clase, como forma de paliar esta trágica situación.

De igual forma, pensemos en las condiciones laborales, 35 estudiantes por grupo en 2013, que van a aumentar año a año, dado que no hay rubro para construcción de nuevos liceos (los que se están construyendo pertenecen a ejercicios anteriores) y la matrícula sigue en ascenso. Esta situación es injusta para los docentes y para los estudiantes que ven minadas sus posibilidades de aprender, de ser parte de un colectivo por el que los adultos se preocupan.

No debemos aceptar esta situación, única vía para lograr nuestras justas reivindicaciones es la lucha, desde abajo. La conquista de salario y de mejores condiciones para enseñar y aprender depende de la construcción de una nueva dirección sindical, por y desde las bases.

¡Arriba los que luchan!

Agrupación 1º de Mayo- Lista 1996

cero por ciento

[1] Art. 195.  “Facúltese a la (…) ANEP, a constituir un fondo con los descuentos que, por inasistencias, fuera cual fuere su naturaleza, se practiquen a sus funcionarios, con destino a incremento del rubro 0.”

[2] Fuente: http://www.anep.edu.uy/anepdata/0000030968.pdf

[3] No aparecen, en el informe citado, las cifras para un profesor egresado, grado 1 en 1er Ciclo.