A 39 años de la Huelga General

A partir del 27 de junio de 1973 y por quince largos días, trabajadores y estudiantes enfrentaron el golpe de estado cívico-militar. Este hecho es un auténtico hito en el movimiento sindical no sólo uruguayo, sino también latinoamericano, por cuanto supone un importante ejemplo del intento de detener una de las asonadas militares que sacudieron la región en los setenta mediante una acción coordinada de la clase trabajadora.
El pueblo inmediatamente dio cumplimiento al lineamiento estratégico ya determinado en 1964 de huelga general en caso de golpe de estado. El momento más frágil que tuvo la dictadura fue ése: los quince días que el pueblo trabajador paralizó el país. Desde el punto de vista táctico, la huelga desbordó a las fuerzas represivas, obligándolas a dividirse en mil pedazos para desalojar otros tantos lugares de trabajo y estudio ocupados.
Lamentablemente, el levantamiento de la huelga general demostró que la dictadura no había comenzado “herida de muerte”. Durante doce años, cientos de compañeros fueron asesinados y desaparecidos, mientras que miles fueron apresados, torturados y exiliados. Sin embargo, también es cierto que la huelga dejó a la dictadura aislada de toda posible base de apoyo a nivel de masas.
Desde estas páginas, la Comisión de Propaganda de ADES-Montevideo recuerda a cada uno de los compañeros que lucharon por una sociedad sin explotadores ni explotados, y exige Verdad, Justicia y Nunca Más.
Verdad que no puede limitarse a la ubicación de los restos de nuestros desaparecidos.
Justicia reñida con una espera de casi cuatro décadas sin que las denuncias de víctimas y organizaciones de derechos humanos sean definitivamente aceptadas por las instituciones del estado.
Nunca más terrorismo de estado, previniendo la realización de acciones similares en el futuro.
¡No queremos que ese pasado de crímenes y terror, pueda ser el futuro para las generaciones que nos sucederán!
Reclamamos que se investiguen y esclarezcan todos los asesinatos, las desapariciones, las torturas y el vaciamiento económico del que fue objeto el país.
¡¡¡VERDAD, JUSTICIA y
NUNCA MÁS!!!