ADES Montevideo a la opinión pública

Montevideo, lunes 26 de noviembre de 2018

Comunicado a la opinión pública:

La proyección de grupos para el 2019 revela un intento de las autoridades del Consejo de Educación Secundaria de avanzar y profundizar en el recorte en la cantidad de grupos al que ya asistimos en 2018. Este ajuste, a pesar de los discursos, no responde a otras causas más que a la arremetida contra la educación pública que se viene desarrollando desde hace años.

Entendemos que esta situación no se puede justificar desde lo financiero, ya que tanto las autoridades de ANEP como el gobierno nacional dicen que no hay “recorte” sobre el presupuesto educativo, por lo tanto depende exclusivamente de la voluntad política de las autoridades del CES el no proceder a quitar grupos de los liceos.

De llevarse adelante este recorte, las consecuencias que cabe esperar son, entre otras:

  • Grupos con una cantidad de estudiantes mayor a la adecuada desde el punto de vista pedagógico. Los argumentos que indican una disminución de la matrícula son endebles desde dos perspectivas: en primer lugar, la constatación empírica de que continúan habiendo grupos superpoblados en muchas zonas de Montevideo; en segundo lugar, la inobjetable mejora en las condiciones de enseñanza y aprendizaje que se verifica cuando se reduce la cantidad de estudiantes por grupo.

  • Imposición de planes sin el aval de las comunidades educativas. El análisis de la proyección de grupos para el 2019 revela que se está profundizando aún más una situación largamente denunciada por nuestro sindicato: la proliferación de planes sin un debido análisis de sus resultados. Algunas comunidades educativas han solicitado estos cambios de planes, pero no es el caso de la mayoría de los liceos donde pretenden imponerse, lo que implica un nuevo avasallamiento de la autonomía profesional de los colectivos docentes.

  • Pérdida de fuentes de trabajo de docencia directa e indirecta. La reducción de grupos afectará directamente la situación laboral de casi todos los y las docentes de Montevideo: habrá docentes que lisa y llanamente perderán su empleo, muchos no podrá acceder a la cantidad de horas que tenían asignadas para el 2018, o -en el mejor de los casos- deberán multiplicar los liceos donde trabajan para poder llegar al mismo salario que tienen actualmente, con las consecuencias que esto conlleva para su vida familiar y personal. A la par de esto, y si bien aún no contamos con la información sobre los cargos de docencia indirecta proyectados para el año próximo (esto es, en sí mismo, revelador y preocupante), es de esperar que este recorte de grupos se traduzca también en una reducción en la cantidad de estos cargos, por lo que el ataque a nuestras fuentes de trabajo será seguramente más feroz de lo que los primeros análisis revelan. Esta situación, en cualquier otro ámbito laboral, sería caracterizada en los siguientes términos: hay trabajadoras y trabajadores que van a quedar en la calle.

En función de lo anteriormente expuesto, y con la convicción de que sólo la organización y la lucha de las y los trabajadoras/es puede revertir este acuciante panorama, la Asamblea General de ADES Montevideo resuelve declararse en conflicto y en asamblea permanente, instrumentar paros zonales durante el martes 27 y el miércoles 28 con ocupaciones de centros liceales; y un paro de 24 hs. en todo el departamento para el día jueves 29 de noviembre, en el marco del cual nos reuniremos nuevamente en asamblea para evaluar la continuidad del conflicto.

¡Por condiciones dignas de trabajo y estudio!

¡Contra el recorte y la pauperización de la educación del pueblo!

¡Arriba los que luchan!

ADES MONTEVIDEO – FENAPES – PIT-CNT