Comunicado de militantes de Ades Montevideo integrantes de la Corriente Sindical Clasista

Montevideo, setiembre de 2018

Compañeras y compañeros de ADES Montevideo:

El día viernes 10 de agosto, en ocasión de la Asamblea General de nuestro sindicato, las/os integrantes de la Corriente Sindical Clasista y militantes de ADES Mdeo, nos retiramos de la agrupación 1° de Mayo. Tomamos esta decisión las compañeras Paula Dabbadie y Alicia Fernández, querida militante de nuestro sindicato a la que con profundo dolor despedimos recientemente, y el compañero Ricardo De León.

Al haber sido electas/os en 2016, integrando la lista 1996 correspondiente a la agrupación, dejamos de integrar Comisión Directiva y Comisión Fiscal, presentando formalmente la renuncia ante la primera el día lunes 13 de agosto.

Nuestra Corriente, a la vez que impulsa un camino clasista en el seno del PIT-CNT, lo hace también en los sindicatos donde militamos a través de agrupaciones clasistas. Es así que, desde hace años, dentro de ADES Mdeo, conformamos y aportamos en la construcción de la 1° de Mayo. La decisión de retirarnos, por tanto, no ha sido fácil, pero se ha tomado luego de varios intentos sin éxito de poder impulsar las luchas desde ese espacio. En la Asamblea General del 10 de agosto no se dio más que el último intento.

Esa Asamblea incluía en el orden del día el punto Rendición de Cuentas; pero primó en su convocatoria, en gran medida dependiente de la fecha de la AGD de la FeNaPES, el abordaje de temas importantes, pero solo específicos de nuestra labor, que en definitiva dependen del presupuesto y que no pueden anteponerse al salario. Paula y Ricardo presentamos la siguiente moción, que no fue acompañada con la firma de la agrupación:

Para continuar nuestra justa lucha por presupuesto para ANEP y UdelaR y en vista de unificar esta lucha con los trabajadores y el pueblo en general en el marco de la Rendición de Cuentas, ADES Montevideo resuelve:

  • Realizar paros de 24 hs zonales en la semana del 13 al 17 de agosto, con ocupación de al menos un centro educativo por zonal, con actividades de propaganda (pintadas, pegatina, volanteadas…).
  • Coordinar con otros sindicatos de la educación y el movimiento sindical en general para unificar lo máximo posible las actividades en dicha semana.
  • Marchar el 14 de agosto, Día de los Mártires Estudiantiles, recordando a los compañeros. El mejor homenaje es seguir luchando.
  • Impulsar que el paro de 24 hs del PIT-CNT el 22 de agosto sea un paro activo.

Entendemos que estalucha presupuestal, clave para el futuro de la Educación Pública hasta 2021, requiere una pelea de largo aliento, reconociendo etapas. Tal y como lo plasmamos en el plan de lucha que elaboramos al comienzo del conflicto pero que no llegó a ser presentado por la agrupación, pensamos que esa pelea incluye una primera instancia de intensa campaña de propaganda y luego la toma de medidas de paro, resueltos para los momentos indicados y con especial impulso de los zonales, a fin de presionar al gobierno con el menor sacrificio salarial para las/os compañeras/os, por supuesto ocupando liceos y movilizándonos en la calle. En este sentido, hay que pelear cuando el proyecto de ley está en el Poder Ejecutivo y también cuando pasa a la discusión en el Parlamento. Es errónea la afirmación de que nada puede conseguirse en esta segunda etapa, recordemos que en 2016 la Intergremial Universitaria logró frenar los recortes y en 2017 el Movimiento Todos por el Clínicas derrotó la PPP para el Hospital del Pueblo e inclusive logró un incremento de presupuesto para sus obras. En ambos años, nuestro sindicato no llegó a desatar el conflicto presupuestal, esperando el tan anunciado conflicto 2018 que precozmente llegó a su fin.

Pero remitiendo a la Rendición de Cuentas de este año, en la discusión en Cámara de Diputados hubo propuestas concretas para destinar recursos a la Educación Pública y a la vez a vivienda, salud, ley integral contra la violencia hacia las mujeres basada en género, por ejemplo: restituir el IMABA (impuesto a la actividad bancaria), hacer uso de las reservas del Estado, eliminar aporte estatal al fondo hípico en nuevos contratos de concesión de casinos, volcar los recursos del excedente del Fondo de Estabilización Energética, gravar con IMESI las bebidas azucaradas, entre otras.

Es por eso que, al 10 de agosto, lo mínimo esperable era que desde el clasismo propusiéramos paros zonales durante la semana de debate en Diputados. Sí, esto justamente en el momento en el que precisamos que más compañeras/os se sumen a la lucha, esas/os compas firmes que hacen cada paro y que dan batalla a diario en sus liceos ante los atropellos de los agentes del gobierno en el CES, la violencia social, las carencias edilicias, las pésimas condiciones de trabajo y de enseñanza… Es el conjunto grande de compasque llevó adelante huelgas, que ocupó liceos, que copó masivamente las calles, que llenó multitudinarias asambleas, que ha arrancado conquistas año a año a las autoridades de la educación y al gobierno, que derrotó movilizado la esencialidad hace tres años, junto a demás trabajadoras/es de la educación y estudiantes. La lucha es el camino para la mayor participación.

Además, propusimos la moción en el marco de sindicatos y gremios enconflicto, como la Intergremial Universitaria y la Mesa Sindical Coordinadora de Entes, con quienes unificar las luchas por salario, trabajo y presupuesto. De hecho, las movilizaciones de los días 13 y 28 de junio y 9 de agosto, organizadas por la Intergremial Universitaria, podrían haber contado con la oratoria de representantes de la FeNaPES, pero esto no ocurrió y nuestras reivindicaciones como docentes de Secundaria no pudieron plasmarse en las movilizaciones más importantes. Si la etapa parlamentaria no fuese una instancia en la que las/os trabajadoras/es tenemos que pisar fuerte, ¿la cúpula oportunista del PIT-CNT hubiese postergado el paro del 25 de julio para el 22 de agosto?

El oportunismo en ADES, nucleado fundamentalmente en la Lista 1, año tras año entregando conflictos, haciendo maniobras para que el Convenio Salarial de 2015, con su miserable ajuste de 3,5%, se aprobara, ha operado para desmovilizar. Ya en las primeras instancias de negociación CSEU – CoDiCen este año, el Vicepresidente de la FeNaPES dijo que el 3,5% era el piso desde el cual negociar, dando una guiñada al gobierno, actitud que colectivamente deberíamos discutir.  La agrupación Ferrer i Guarida se hizo eco de esta mezquina consigna. Y cuando hablamos de oportunismo, no olvidamos el lacayo rol de la “consejera electa”, que lejos de representar a las/os trabajadoras/es, transa con las autoridades de la educación, mostrando que la nefasta Ley de Educación no establece autonomía y cogobierno reales.

Combatir ese intento de desmovilización desde el clasismo es crucial para poner el sindicato en lucha y para dar batalla por presupuesto, pero impulsar la peleasolo hasta el 30 de junio y manifestarlo así desde el inicio del conflicto, como se hizo desde la mayoría de la agrupación 1° de Mayo, lejos está de lograr ese propósito. Son las/os trabajadoras/es organizados y en lucha quienes deben decidir cuándo y cómo culminar el conflicto, no prefijarlo a modo de fecha de vencimiento desde la mayoría de la dirección sindical.

Es así que la confrontación del clasismo, en discursos y acciones, contra este gobierno antiobrero que beneficia a las clases dominantes y al imperialismo, implica luchar también contra el oportunismo en la interna de nuestro sindicato y del PIT-CNT, que defiende los intereses de su gobierno. En el último Congreso de la Convención, ocho sindicatos con direcciones clasistas se plantaron firme contra la mayoría oportunista. Lamentablemente, todas/os las/os delegadas/os de la FeNaPES tuvimos que abstenernos a la hora de la votación de los documentos, no siendo esto coherente con la caracterización del gobierno resuelta enel Congreso de nuestra Federación. Y esa decisión fue resaltada por integrantesde la que era nuestra agrupación como la posición “más a la izquierda del Congreso”, cuando en realidad se le quitó al clasismo la posibilidad de volcar su apoyo al camino combativo que se abrió allí. Tampoco la unificación de las luchas primó cuando en 2017 nuestro sindicato, ya con mayoría de la 1° de Mayo en su dirección, no firmó el afiche de paro de 24 hs y concentración en explanada de la UdelaR impulsado por este mismo grupo de sindicatos.

Seguiremos militando activamente en ADES Montevideo, construyendo clasismo y aportando para que nuestro sindicato y el movimiento popular en su conjunto esté en pie de lucha.

Militantes de ADES Mdeo integrantes de la Corriente Sindical Clasista