COMUNICADO NÚCLEO LICEO Nº17

Comunicado a la prensa del núcleo sindical del liceo 17 “Francisco Acuña de Figueroa”

El año lectivo 2018 comenzó con una serie de problemas a nivel de la enseñanza media que a esta altura parecen lugares comunes en nuestro sistema educativo público. Superpoblación, falta de personal de docencia directa e indirecta, eliminación de cargos y de grupos, insuficiente asignación de recursos; todos problemas que son el fruto de una estrategia de desfinanciación de la educación pública con el objetivo de darle entrada a los capitales privados con sus objetivos de obtención infinita de ganancia. Se constata nuevamente que al negarle a la ANEP un presupuesto acorde a sus necesidades, las autoridades de la educación demuestran la falta de interés en las condiciones en las cuales nuestros estudiantes aprenden, pero por otro lado se le asigna a la educación la tarea de solucionar los problemas que el sistema político es incapaz o no tiene voluntad de afrontar.

Nuestro liceo no estuvo ajeno a esas situaciones del inicio de cursos. En reunión de núcleo realizada en la primera semana de abril sintetizamos las experiencias de los tres turnos:

  • En el turno matutino y vespertino la población de alumnos de ciclo básico se encuentra entre 27 y 32 estudiantes, constituyendo claramente una situación de superpoblación.

  • En el turno nocturno los subgrupos de 4to año semestral tienen 43 alumnos inscriptos. En tercero de liceo anual en el segundo día de inscripciones quedó completo. En todos los casos estamos hablando de grupos con más de 40 alumnos en lista.
  • Una de las adscriptas del turno vespertino que ejerció en 2017 se jubiló y el Consejo decidió eliminar el cargo dejando solo dos cargos de adscripción para 9 grupos de 28 alumnos en promedio. A esto se le agrega que al día de la fecha se le otorgaron horas de apoyo a una compañera, pero su expediente se encuentra trancado en Secundaria y no se la ha efectivizado en el cargo. Las primeras semanas de clase han sido caóticas en el Vespertino como era de esperar. A la falta de personal de docencia indirecta se le agregaron la enorme cantidad de horas de clase sin asignar (llegaban a 60 en la última semana de marzo). Por otra parte, el Consejo ha ofrecido horas de apoyo, que, si bien pueden ser un paliativo, no son cargos y por lo tanto, a fin de año tendremos el mismo inconveniente.
  • En carta elaborada por el núcleo se le exigió al Consejo la creación de nuevos grupos tanto en el vespertino como en el nocturno, teniendo en cuenta que el liceo posee salones de clases sin utilizar en ambos turnos.

  • La empresa encargada de la seguridad redujo su personal en Secundaria y con ello se eliminó el cargo de Portería. En primer lugar, denunciamos la tercerización de un servicio que debe brindar el Estado, y por lo tanto le exigimos al Consejo que cree cargos de auxiliar de administración con tareas de portería. Esta función es imprescindible en un liceo céntrico como el nuestro y queda demostrado por algunos episodios de robos de bicicletas en el nocturno y de entrada de personas ajenas a la institución para violentar a alumnos del liceo.

  • En coordinación del día 10 de abril la dirección informa que continúa el ingreso de estudiantes en los turnos matutino y vespertino. Rechazamos esta situación debido a que de continuar con la misma los grupos estarán por encima de los 30 integrantes. Por otra parte, resulta gravísimo que habiendo la dirección rechazado la inscripción de nuevos alumnos, y ante la insistencia de la familia, Reguladora haya decidido inscribirlos pasando por encima una decisión de dirección.

  • Exigimos la formación de un equipo multidisciplinario completo debido a que en la actualidad existe un cargo de psicólogo con 20 horas asignadas para los tres turnos, y dos educadoras sociales. No habiendo cargos de asistentes sociales y psicopedagogos se vuelve imposible atender las diferentes problemáticas de nuestros estudiantes.

A principios de mayo y al no existir respuesta de parte de las autoridades, el núcleo se reunió nuevamente y comprobó que la situación no solo no había mejorado, sino que empeoró. A los problemas ya detallados del turno vespertino por falta de personal se le agrega que en el matutino tampoco cuentan con el personal de adscripción que permita un normal desenvolvimiento del turno. Los problemas de violencia han aumentado en las afueras del liceo y en diversas ocasiones adentro del mismo y muchos compañeros han actuado como “parches” realizando tareas que no corresponden a su función. Lejos de intentar solucionar la situación, desde Inspección no han aparecido respuestas concretas a nuestros reclamos, sino brindar horas de apoyo aisladas y fragmentadas que, si bien dan la apariencia de “cubrir” el turno, resulta contraproducente desde el punto de vista pedagógico ya que los grupos y los padres no tienen un referente adulto a quien dirigirse. Además, el liceo ha quedado acéfalo como consecuencia de pedidos de licencia del equipo de dirección por diferentes razones que entendemos son comprensibles pero que agravan la situación de falta de personal en el liceo

El liceo 17 ha sido tomado en los últimos tiempos como un liceo modelo por parte de las autoridades. Pretende ser un campo de prueba en el zonal y en el departamento. Sin embargo, una cosa es lo que se dice en el discurso y otra la que se demuestra en los hechos. Con la situación que arriba detallamos queda claramente demostrado la falta de interés de las autoridades por las condiciones en las que nuestros alumnos aprenden. Con un “liceo lindo” no alcanza si adentro está vacío de personal que atienda los emergentes que puedan presentarse y que afectan en el día a día a profesores, funcionarios y alumnos. Es imperioso que el C.E.S. tome las medidas que exige el núcleo de docentes antes de que los hechos se agraven. De lo contrario, será imprescindible tomar medidas amparados en los derechos laborales conquistados por los trabajadores.

NÚCELO SINDICAL LICEO 17

ADES- ATES- FENAPES- PIT CNT