Declaración conjunta de SINTEP y ADES Montevideo

Los trabajadores de la educación afiliados a SINTEP y a ADES Montevideo, queremos manifestar nuestra profunda preocupación por la situación suscitada, en el marco del conflicto que mantienen los compañeros del Colegio Gabriela Mistral con el Consejo de Administración.

Somos conscientes de la profundidad de la medida tomada por los trabajadores del núcleo, pero también estamos en conocimiento de que estos agotaron todas las instancias de negociación para evitar llegar a la misma.

Desde el mes de setiembre, cuando se comunicó a la compañera su envío al seguro de paro, se comenzó a transitar por los caminos lógicos de negociación, pasando por ámbitos bipartitos y posteriormente a la DINATRA, apostando a la mediación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Desde el comienzo de la negociación, el núcleo de trabajadores manejó un abanico de opciones para destrabar el conflicto a las que se sumaron las del Ministerio de Trabajo. Las mismas fueron desde el reintegro inmediato, hasta un preacuerdo firmado con los interlocutores de la patronal, que implicaba continuar con la negociación en el mes de febrero. Esta última iniciativa hubiere permitido la realización de los exámenes del período de diciembre.
Ante todos los planteos la respuesta de la empresa fue negativa.

Otra evidencia de la intransigencia patronal para negociar una salida en clave de derechos, fue su intento de que los alumnos rindan sus exámenes pendientes en liceos públicos, de forma improvisada y sin contemplar verdaderamente los derechos de los estudiantes.

Frente a tal embestida los trabajadores nos mantenemos unidos. Así como ante el decreto inconstitucional de esencialidad, los trabajadores organizados en SINTEP no titubeamos en resolver un paro de 24 horas, en esta ocasión somos los trabajadores afiliados a ADES a los que nos toca actuar con reciprocidad, fieles a la historia del movimiento sindical de solidaridad y unidad.

Con este acto de avasallamiento y desconocimiento al derecho de huelga de los trabajadores, intentando contar con los profesores de la educación pública como “rompehuelgas”, volvieron a encontrar una única respuesta: la unidad de los trabajadores, luchando por el respeto a los derechos laborales y contra la prepotencia patronal.

Ante esta circunstancia los compañeros de ADES Montevideo, en una nueva muestra de solidaridad, resolvieron ponerse codo a codo con la lucha de los compañeros de SINTEP, evitando así que se concrete esta violación de derechos fundamentales. En ese marco se mantuvieron negociaciones con el Consejo de Educación Secundaria, logrando el compromiso institucional de no desarrollar los tribunales examinadores en los liceos públicos.

Esta resolución del CES pone al descubierto la falta de fundamento pedagógico y de garantías institucionales para los alumnos, que la empresa pretendía instrumentar y que comunicó a través de redes sociales, donde publicó los calendarios de exámenes a desarrollar en instituciones públicas.

En esas circunstancias, los derechos de los estudiantes no estaban garantizados, puesto que los docentes que los conocen, que los evaluaron en el correr del año y saben de sus potencialidades, no estarían presentes en una instancia tan importante como un examen.

No obstante la resolución del CES, comunicamos que si se insiste en cometer tal atropello, los liceos designados estarán bajo control de los profesores, desarrollando las tareas inherentes a nuestra función pública e impidiendo que se tomen los exámenes del colegio.

De ninguna manera los profesores afiliados a ADES nos prestaremos para tal manoseo ni para vulnerar los derechos de ningún trabajador y estudiante.

Como desde el principio, la solución a este problema que no creamos los trabajadores, está en manos de la empresa.

CONTRA LA INTRANSIGENCIA PATRONAL, LOS TRABAJADORES RESPONDEMOS CON UNIDAD, SOLIDARIDAD Y LUCHA.