Declaración del Núcleo del Liceo 22 en solidaridad con los compañeros del Liceo 13 sobre la fundación Cimientos

El núcleo sindical del Liceo Nº 22 manifiesta su solidaridad con la medida de ocupación desarrollada por los compañeros del núcleo del Liceo Nº 13. La resolución adoptada es de vital importancia para nosotros en particular ya que se trata de una ONG que viene funcionando en el Liceo desde el año 2012.

Durante estos años quienes hemos trabajado en el liceo nunca recibimos información clara de la naturaleza de dicha organización. Al día de hoy observamos con preocupación que mientras reclamamos determinadas necesidades para el funcionamiento del liceo (edificio nuevo, cargos docentes y no docentes) que son negadas sistemáticamente, por otro lado se destinan recursos a empresas privadas que se camuflan en estas Fundaciones y/o ONGs. Estas manejan un presupuesto que excede ampliamente lo que realmente se le destina a los estudiantes seleccionados.

INFORME INICIAL SOBRE LA FUNDACIÓN CIMIENTOS EN EL LICEO Nº22.

Como núcleo sindical del liceo Nº 22, elaboramos y compartimos este informe preliminar realizado a partir de la observación de las prácticas y procedimientos de la Fundación Cimientos dentro del liceo Nº22. Además, hemos solicitado información al Equipo de Dirección del liceo con el objetivo de analizarla y contrastarla.

La Fundación Cimientos trabaja en el Liceo Nº22 de La Teja desde el año 2012. Según la actual Directora Sandra Mata, el Consejo de Educación Secundaria es el responsable de la designación. En este año 2017, se aborda el trabajo realizado por la Fundación a partir de observaciones de integrantes del núcleo sindical y otras manifestaciones docentes.

La Fundación trabaja dentro de la Institución y utiliza un espacio acordado con la Dirección, mientras no existe lugar para otras personas  (concretamente la Psicóloga y la POP). No sabemos si existe un horario fijo ni de quién depende el seguimiento. Tampoco existe registro de la actividad de la Fundación en el parte diario de la institución. Se acumulan todos los datos de los estudiantes a los cuales realiza el seguimiento y se comunica directamente desde su teléfono con los teléfonos de las familias y/o de los estudiantes. Además, se mantienen reuniones con las familias y con los estudiantes. Incluso, en muchas ocasiones, se retira de clase a los estudiantes. El trabajo es prácticamente autónomo y no existe comunicación cotidiana con los docentes.

GRUPO SELECTO.

La Fundación trabaja con estudiantes que selecciona a principio de año. No se sabe con estricta certeza cuáles son los criterios de selección. Los docentes no tienen ningún tipo de participación en dicho proceso al mismo tiempo que se desconoce cómo se obtienen los datos personales. Incluso, en este año 2017, en el liceo no se realizaron inscripciones manuales, por lo que la información sólo aparece en el portal informático. Por lo que se puede constatar a simple vista, y es uno de los aspectos que queremos investigar, los estudiantes seleccionados no cumplen con lo que enuncia la Fundación cuando afirma que su misión es “promover la igualdad de oportunidades en las poblaciones más vulnerables”. En 2014 la Fundación afirmó que “el 84% de los alumnos que participaron durante los dos últimos años del programa Futuros Egresados de la organización Cimientos promovió primero y segundo de liceo y en 2014 cursan el último año de Ciclo Básico”. http://www.elobservador.com.uy/programa-apoyo-estudiantil-logra-promocion-84-n289456 Los datos aportados, en realidad son fruto del trabajo cotidiano de todos los docentes de la institución, de los estudiantes y no de la Fundación Cimientos. Se atribuye como propio el trabajo realizado por otros.

A los seleccionados se les otorga una beca económica, realizan “salidas” y en algunas ocasiones se les entregan regalos, promoviendo así valores de favoritismos, lo cual va totalmente a contrapelo de la labor que realizamos todos los días cuando hablamos de igualdad. También hemos constatado algunos mecanismos de presión tanto hacia estudiantes como a docentes para lograr resultados satisfactorios. Los privilegios pueden ser retirados según la cantidad de asignaturas con calificación insuficiente, si las familias no asisten a las entrevistas o si repiten. El castigo no debe ser utilizado como método sistemático y omnipresente para lograr resultados esperados.

Consideramos (y de esta forma se nos solicita a los docentes) que las salidas del liceo deben ser principalmente didácticas, que aporten a la currícula, presentando la fundamentación correspondiente por escrito. En el caso de la Fundación Cimientos, no sabemos si eso sucede, o si existe un vínculo con lo desarrollado en el liceo. Este año los seleccionados asisten a “cursos de programación” siendo que la institución liceal brinda cursos de Informática con unidades dedicadas a la programación. Por otro lado, algunas de estas salidas se superponen con el horario de clase. Ello se diferencia de la supuesta misión de la Fundación de “mejorar la calidad educativa” y de los discursos de las autoridades cuando insisten en la cantidad de horas de clase que deben proporcionarse.

También observamos, y la misma página web de la Fundación lo promociona, que los estudiantes seleccionados tienen “padrinos” con los cuales pueden mantener vínculo, contacto, relación. ¿Es correcto que la Educación Pública habilite el relacionamiento y entrega de regalos a menores de edad por personas adultas desconocidas?

LO QUE TE DOY, TE LO QUITO.

El jueves 8 de junio de 2017, Cimientos organizó una salida con sus estudiantes seleccionados al Auditorio Nacional del Sodre. En el permiso entregado a los estudiantes se puede leer: “El traslado al Auditorio y el retorno al liceo será en transporte contratado por Cimientos, para el cual su hijo/a deberá colaborar con $178, pudiendo utilizar la beca de apoyo económico mensual para cubrirlos”. Consideramos altamente excesivo el costo solicitado a los estudiantes.

NUNCA ES TARDE PARA RECONOCER Y DENUNCIAR ALGO INCORRECTO

En una entrevista publicada el viernes 23 de junio en el Semanario Brecha, la Directora General del Consejo de Educación Secundaria afirmó que “nunca recibió un informe en contra” de Cimientos. Lamentablemente la historia de la humanidad tiene varios ejemplos de situaciones nefastas que se naturalizan y en el liceo Nº22 hasta el momento, la dinámica de la Fundación se había establecido, se había integrado, si bien podían existir algunas dudas. Ello no invalida este posterior reconocimiento, concientización y denuncia.

EN EL MARCO DE LA LUCHA PRESUPUESTAL Y EN DEFENSA DE LA  ENSEÑANZA PÚBLICA

La casa antigua donde funciona el liceo Nº22 tiene cuarenta y nueve años. Desde hace ya varios años se promete la construcción de un nuevo edificio. Al día de hoy eso no existe, además de que se restan cargos docentes, de limpieza y equipo multidisciplinario. Por si fuera poco, el día 28 de junio de este año 2017 el núcleo sindical mantuvo una reunión con representantes de Secundaria donde afirmaron que por causa principalmente presupuestal, no se podía colocar un contenedor para un grupo de estudiantes durante el tiempo que perdure la obra del nuevo liceo. Pero al mismo tiempo, se otorgan exoneraciones de impuestos y entregas presupuestales a empresas privadas que crean Fundaciones. O sea que el presupuesto público para construir el liceo o para dotarlo de los cargos necesarios, está siendo utilizado con otros fines.