Editorial ADES Montevideo: Abril de 2015

2015: Año de Ley Presupuestal

Este año se definirá el rumbo de la política económica y, consecuentemente, de las políticas de vivienda, salud y educación, de -al menos- los próximos cinco años. Se decidirá el rumbo de las riquezas que todos los trabajadores uruguayos generaremos día a día con nuestro esfuerzo. Nos preguntamos: ¿cómo gastara el Estado?, ¿en qué? Y otra cuestión central: ¿cómo recaudará el Estado?, ¿de qué sectores sociales se proveerá y en qué proporciones de cada uno? Y finalmente: ¿qué tipo de emprendimientos se financiarán con estos fondos?, es decir, ¿cuál es el modelo de sociedad que motiva a quien toma estas decisiones? Analicemos algunas de estas cuestiones:

Ingresos del Estado

La carga tributaria, o presión fiscal, es el porcentaje que la recaudación del Estado representa sobre el PBI total. Los países de la región oscilan en el 20%, siendo Brasil con un 34,2%, seguido por Argentina con un 30,5%, los países que más recaudan. Uruguay se ubica apenas 4 puntos por arriba de la media, con un 24,2%. Estas diferencias se explican mediante decisiones políticas que los Estados toman; un ejemplo concreto son las detracciones a las ganancias de las empresas sojeras de un 25% en Argentina, mientras que en nuestro país son nulas. Si bien la baja recaudación es un problema de la región en general, existen grandes diferencias que podrían mejorarse con algunas decisiones políticas moderadas.

Editorial - Pisoni y Moreira - Marzo - Abril 2015 - Imagen 1

La recaudación del Estado se da por intermedio de ingresos tributarios e ingresos no tributarios, representando los primeros el 85% del total. Dentro de los ingresos tributarios, los impuestos (directos o indirectos) representan un 70%. Los impuestos directos gravan directamente a las personas (físicas o jurídicas), mientras que los segundos lo hacen sobre determinados bienes y servicios; por lo tanto, los directos son los que tienen mayor capacidad distributiva, pues, por intermedio de estos es que se grava a las empresas. En Latinoamérica son los impuestos indirectos los que tienen mayor peso en la recaudación, con más del 50% en promedio, mientras que en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) esa relación es inversa. En Uruguay la recaudación de los impuestos al consumo alcanzan un 63,2% de la recaudación total, las rentas personales un 13,7%, las rentas empresariales un 13,2% y los impuestos a la propiedad un 6,5% del total (DGI, 2011).

Editorial - Pisoni y Moreira - Marzo - Abril 2015 - Imagen 2

Como se aprecia en el gráfico, el IVA representa un 53% aproximadamente de la recaudación total de impuestos. El problema es que esta clase de impuestos recae sobre las espaldas de los trabajadores, pues el esfuerzo que deben hacer los mismos para consumir bienes gravados por este impuesto es incomparablemente mayor que el que hacen los dueños de las empresas, que, por otra parte, tienen beneficios que les permiten evadir dichos tributos. Así, el Estado termina por recaudar a base del trabajo y no del capital.

Veamos el ejemplo del sector agrícola (principal medio de producción uruguayo). El anuario del OPYPAi (2012) indica que la presión fiscal del agro ronda el 8%. O sea, que quienes más se han beneficiado del crecimiento actual, vinculados a la soja, la forestación y la ganadería, aportan mucho menos que el resto de la sociedad a las cuentas públicas. Exonerados del impuesto de primaria, al patrimonio, exentos de IVA, teniendo la capacidad de descontar el IMEBA del pago de IRAE, es que se explica esta inequidad (del año 2003 al 2009 el aumento de la riqueza de estos sectores se puede calcular en más de 30.000 millones de dólares). Y a nosotros, trabajadores de la educación, ¿de cuántos impuestos se nos ha sido eximido en los últimos 10 años? Tomando en cuenta esta situación algunos economistas de izquierda han planteado:

Si los inmuebles rurales, excluyéndolos de los productores familiares, vuelven a pagar el impuesto de primaria, como pagan los inmuebles urbanos, la recaudación aumentaría en 2.000 millones de pesos anuales”

Si se elimina la exoneración de los inmuebles rurales del impuesto al patrimonio, medida que está en estudio en el gobierno, se recaudarían entre 1.600 y 2.000 millones de pesos anuales.

Con un impuesto a las exportaciones de soja y de madera (detracción) del 15% se recaudarían 5.000 millones de pesos y con un 5% sobre la carne, más la eliminación de la devolución de impuestos de 2%, se recaudarían 1.960 millones de pesos.”ii

Podemos agregar el gesto que el gobierno del FA tuvo hacia los capitalistas al rebajarles el impuesto a la renta de las actividades empresariales del 30% sobre las ganancias al 25 %. De Aumentar el IRAE nuevamente a 30%, la recaudación aumentaría en 235 millones de dólares.

Por último, debemos mencionar lo que la DGI llama “gastos tributarios”: estos consisten en tasas reducidas, diferimientos del pago de impuestos, entre otras. En general, se puede decir que es una no recaudación que el Estado concede a algunos agentes específicos, que siempre son los sectores burgueses y pequeños burgueses.

Editorial - Pisoni y Moreira - Marzo - Abril 2015 - Imagen 3

Claramente se desprende del gráfico que si se tiene la voluntad política de grabar a los capitalistas, al menos disminuir las exoneraciones que hacen tan inequitativo e injusto al sistema tributario, podríamos obtener más recursos que permitirían mejorar de manera sustantiva la salud y educación públicas y los problemas de vivienda de los sectores populares, en los cuales se incluyen los docentes.

Veamos otra realidad que sigue la misma lógica: Las empresas de enseñanza privada. Este es uno de los “servicios” exentos de IVA. Este beneficio representa un 0,25 % del PBI y es otro ejemplo que nos muestra que este tipo de ventajas se aplica solo a los sectores de mayores ingresos. Si a esto sumamos las exoneraciones de IRAE, la enseñanza privada cuenta con una especie de subsidio de 2.860 millones de pesos anuales.

Este tipo de ventajas ofrecidas por el Estado a los empresarios se viabilizan a partir de leyes votadas por los parlamentos. Las más importantes son la Ley de promoción de inversiones, la Ley de zonas francas, la Ley de mecenazgo, junto a otras que rebajan algunos aportes a los capitalistas, como el aporte patronal en el sector privado.

A partir del nuevo decreto reglamentario, desde 2008 hasta mayo de 2012 se les ha otorgado beneficios fiscales a 2385 empresas. El beneficio otorgado por concepto de IRAE es del 55,4%, es decir que en estos cuatro años y 5 meses el Estado ha dejado de recibir el 55,4% del IRAE que le correspondía pagar a las empresas que resultaron beneficiarias por el Régimen de Promoción de Inversiones. Esto corresponde a un monto superior a los 100.000 millones de pesos en sólo 4 años y configura una tasa de IRAE efectiva de 11,2% (contra el nominal de 25%)… Por su parte, las zonas francas situadas en territorio uruguayo también están exentas del pago de algunos impuestos, como ser IRAE y el impuesto al patrimonio (IPAT). La renuncia fiscal en el 2011 por parte de las zonas francas fue de 5.138 millones de pesos por concepto de IRAE y 1.444 millones de pesos por concepto de IPAT (DGI, 2012).”iii

Todos estos hechos hacen que podamos responder con más claridad la pregunta que nos hacemos desde el 2005: ¿quién se beneficia con este tipo de crecimiento económico, basado en brindar grandes privilegios a las clases altas que a la vez pagan salarios miserables a más de las mitad de los trabajadores (700.000 trabajadores cobran actualmente 14.000 pesos o menos)?

Si bien desde el 2005 hasta hoy la economía creció por arriba del 30% del PBI, seguimos asistiendo a una terrible realidad en la cual, según los estudios de la UDELAR, el 49% de los niños uruguayos nacen con al menos una necesidad básica insatisfecha. Estas cifras se ven reflejadas en las aulas, en nuestros gurises que no logran obtener los resultados que todos desearíamos a nivel académico. Pero claro, ¿a qué medio de comunicación o político (oficialista u opositor) le sirve hacer este tipo de análisis para explicar algunas situaciones que ya son un karma social? La explicación superflua, inmediatista e interesada es echarle la culpa a los docentes o a los propios chiquilines y, fundamentalmente, a los paros del sindicato.

Salarios y presupuesto educativo

Si bien los trabajadores de la educación ocupan el primer lugar en la lista de ramas de actividad con más calificación (más del 47% de los trabajadores de la educación tiene 16 años o más de estudios aprobados), en cuanto al salario promedio ocupa el puesto número 20, con un salario promedio de 16.186 pesos. Este es otro indicador que permite ver por arriba de los discursos oficiales y conocer cuál es la verdadera importancia que el Estado nacional le da a la educación, conjuntamente con el clásico PBI, que se ubica en el 3,9%, muy por debajo de países de la región y más aún de países como Nueva Zelanda, Suecia y Finlandia, supuestos modelos a seguir según el FA.

Editorial - Pisoni y Moreira - Marzo - Abril 2015 - Imagen 4

Si bien desde el 2002 hubo recuperación del salario docente y también del presupuesto educativo, ninguno de los dos permite revertir los bajos niveles que se arrastran del pasado, si comparamos con el año 1973 (inicio de la dictadura militar a partir de la cual el presupuesto de la educación cae precipitadamente), notamos que el PBI asignado aún es inferior a aquel, cosa que se agrava aún más si consideramos que en aquella época la matrícula en la ANEP y la UDELAR era bastante más baja que la actual, es decir, que el presupuesto per cápita educativo es bastante inferior al de aquellos tiempos.

Editorial - Pisoni y Moreira - Marzo - Abril 2015 - Imagen 5

La recuperación a nivel presupuestal y salarial, basada en el crecimiento histórico del PBI mencionado anteriormente, en el cual se benefician los capitalistas que dejan caer las migajas de su gran banquete para que todos estemos contentos, ya ha alcanzado su máximo posible y se estancará irremediablemente, producto de la caída de los precios de los productos que vendemos al mundo, y hasta puede decrecer y llevarnos a una nueva crisis económica.

¿Qué pasará entonces con los que hoy trabajan en condiciones precarias y ganan por debajo de los 14.000 pesos? Estos son los padres de nuestros alumnos. ¿Cómo hará el gobierno de Vázquez para otorgar el 6% del PBI para la educación (ANEP y UDELAR) y para aumentar los salarios como prometió? Algunas de las ideas, como ya lo expresó María Julia Muñoz (Ministra de Educación y mano derecha de Vázquez), son más exoneraciones para el sector privado con el fin de construir más liceos como el Impulso y el Jubilar o desarrollar la UTEC, que será financiada por grandes empresas como UPM, y así tendrán acceso a la hora de elaborar la currícula; entre otras políticas educativas que van en el mismo sentido de lo que ya vienen imponiendo hace tiempo.

Todas estas políticas se desarrollan promoviendo la descalificación pública hacia los docentes y el valor de la educación. A los trabajadores de la educación no se nos contempla al momento de diseñar, planificar, ejecutar y evaluar las políticas educativas, nuestras experiencias son tomadas por los tecnócratas solo a un nivel testimonial, desconociéndonos como profesionales de la educación. Existe, por parte de las autoridades, una intención explícita de desprestigiar a los docentes, y a un valor educativo que para nosotros es fundamental, consistente en formar integralmente al ser humano. Recordemos: Para que quieren los niños aprender Aristóteles, mejor que aprendan a leer un manual en inglés y aprendan a manejar las máquinas (Mujica). Si quieren aumento que primero logren los resultados (Astori). Que se consigan una changa si no les alcanza, no ganan mucho pero trabajan cuatro horitas nomá (Mujica), entre otros comentarios.

A esto se le suman las voces de una burocracia sindical, que no vacilan a la hora de defender a su gobierno, a expensas de los trabajadores docentes, a los cuales en teoría deberían defender. Recordemos el año 2013, cuando en medio de una gran lucha llevada adelante por los sindicatos de la educación, varios dirigentes del PIT-CNT atacaron a nuestro sindicato, acusándonos por ejemplo de patoteros por hacer huelga. Recientemente Richard Raed (dirigente histórico del PIT-CNT) propuso para el año que viene una iniciativa neoliberal que él considera un “proyecto revolucionario”: un liceo privado para hijos de los trabajadores, que se financie en base al convenio colectivo con empresas. “Con las mismas características de cualquier liceo privado. Es algo muy bueno, que nos va a exigir muchísimo de profesionalidad, gestión, compromiso, docentes de primer nivel”, iv señaló.

De esta forma, la concepción privatizadora de la educación avanza incluso dentro del movimiento sindical. Pero esto no es todo, tenemos a nuestro ex “compañero” Castillo (¿será de naipes?) quien ya ha planteado que no defenderá a los trabajadores de la educación y no dudará si tiene que aplicar la esencialidad, porque él es parte de un gobierno que tiene metas que cumplir, es decir, si los sindicatos de la educación se oponen a la meta de privatizar la enseñanza pública, el “comunista” arremeterá contra los trabajadores.

Compañeros, se viene un año muy duro, en el cual deberemos hacer todos los esfuerzos posibles para frenar las reformas educativas que la multipartidaria viene queriendo imponer desde hace algunos años. Es hora de levantar las banderas que otros han dejado caer:

Autonomía y Cogobierno para la ANEP

Presupuesto digno para la educación pública

Salarios y condiciones de trabajo acordes a los desafíos que los docentes afrontamos a diario

¡Viva nuestros principios! ¡Educación pública para todos!

¡Arriba los que luchan!

i Oficina del MGAP que se encarga del asesoramiento de políticas.

ii http://contrafuegos.org/2013/07/aportes-para-la-discusion-presupuestaria-en-la-educacion/

Documento elaborado por Pablo Messina y Martín Sanguinetti

iii Idem i

iv Palabras de Richard Read para diario el Observador. Fecha: 03/02/2015. http://www.elobservador.com.uy/noticia/297314/sindicato-de-la-bebida-aspira-a-tener-su-propio-liceo/