Informe y solicitud de los docentes a la Dirección del Liceo 53 y al Consejo de Educación Secundaria

Consejo de Educación Secundaria

Inspección de Institutos y Liceos

Dirección del Liceo N°53

Presentes

El día 13 de julio, al ingresar el turno vespertino y mientras culminaban las tutorías (entre las 14:00 y las 14:30), parte del piso de la planta alta comienza a levantarse tras un estruendo, esto acompañado por la rotura de varias de las baldosas y en consecuencia pequeñas lascas saltan en todas direcciones y se generan algunas nubes de polvo. Esto afectó un área aproximada de 6m x 2,5 m, la cual vincula distintos espacios: salones de clases, sala de informática, espacio de tutorías, biblioteca, adscripción y espacio destinado al equipo multidisciplinario, lugares muy transitados durante la jornada tanto por alumnos como por docentes. La resolución de la dirección fue continuar con el normal desarrollo de las clases y el turno, solicitando a los auxiliares de servicio retirar las baldosas levantadas y aquellas que estaban despegadas, tarea que comienzan a realizar sin la indumentaria adecuada para un trabajo de esa naturaleza. Durante el desarrollo de la tarea asignada, el piso continuó levantándose en la cercanía de los auxiliares, dado los peligros que esto representaba, los funcionarios interrumpen dicha actividad.

Los estudiantes delegados de la planta alta se reúnen para solicitarle a la dirección que desaloje el piso de arriba porque las condiciones de seguridad no están dadas para permanecer allí. Vale aclarar que alumnos de un grupo de segundo año que estaban ingresando a clase, presenciaron la situación a pocos metros y estaban muy asustados. Por otra parte, los docentes esperamos hasta el recreo para reunirnos en sala de profesores y evaluar lo sucedido, considerando los riesgos para los estudiantes y trabajadores que se encontraban en la planta alta. En ese momento tuvimos en cuenta que se nos habìa informado que el problema iba a agravarse y que efectivamente, las baldosas continuaron levantándose:

El cuerpo docente solicita a la dirección que se inhabilite la planta alta y se busque solucionar con los salones y espacios de planta baja las clases de los grupos que se ven afectados. El decreto 291/07 habilita a “interrumpir una situación de trabajo cuando se entienda por motivos razonables que ésta provoca un riesgo inminente a la salud o a la vida del trabajador” (artículo 13, convenio 155 de la OIT).

También en el día de la fecha, cuando ingresamos al liceo en la primera hora del turno matutino, tres salones de la planta alta se vieron afectados por un corte de luz. Los profesores a cargo de los grupos y la adscripta deciden abrir el tablero donde están las llaves de corte y llave general y constatan que se había bajado la llave térmica. La subimos, pero no permanece en contacto. La adscripta intenta encontrar otros espacios para el desarrollo de las tareas y se logra reubicar a uno de los tres grupos afectados. Los restantes profesores deciden esperar en el salón a que la luz natural permitiera comenzar con las clases. Esto es posible alrededor de las 8:15 (segunda hora). Cuando estuvimos observando el tablero, constatamos que por detrás de este, desde el techo se filtra agua, por lo que la pared donde está apoyado está húmeda. Aparentemente esta situación ya ha sido informada al arquitecto encargado de la obra del techo, e incluso es la explicación del hecho de que se baje la llave térmica. El sentido común indica que esto representa un riesgo alto para alumnos y trabajadores.

Entendemos que las condiciones de infraestructura de la institución requieren un abordaje serio con carácter de grave y urgente,por parte de las autoridades competentes. De lo contrario se atenta contra las condiciones dignas de la educación, vulnerando derechos de estudiantes y trabajadores. Es nuestro deber como docentes velar por las mejores condiciones de estudio para nuestros alumnos y nuestro deber como trabajadores reclamar a quienes corresponde por condiciones dignas de trabajo. Asegurando así el cumplimiento del artículo 8 establecido en el Estatuto del estudiante en lo referente a la “protección” del estudiante.

Debido a los motivos antes expuestos, los abajo firmantes solicitamos a la dirección del liceo y a las autoridades del Consejo de Educación Secundaria un compromiso firmado con tiempos claramente estipulados y soluciones inmediatas a las situaciones detalladas. Asimismo entendemos indispensable incluir en el compromiso un plan de contingencia para que la coexistencia de las clases con las obras necesarias se dé en las condiciones adecuadas de seguridad, y que prevenga futuros imprevistos de esta naturaleza ya que la experiencia indica que las deficiencias estructurales de los edificios hacen recurrentes estos problemas.

Núcleo sindical, cuerpo docente y funcionarios del liceo Nº 53

13654331_10209816297349172_8056951615513878959_n

13659111_10209816298349197_4292741680055290900_n

13700095_10209816297589178_8736781433574857105_n

13718671_10209816297949187_5800558976517508627_n

13731462_10209816298189193_8762488074298144784_n

20160715_131942