Liceo 19: Informe de reunión con arquitectos e inspectores por proyecto de división del liceo

El día jueves 28 de abril de 2016, a las 18:00 horas, concurren arquitectos encargados del proyecto de división del liceo Nº19 “Ansina”, acompañados de las inspectoras de Institutos y Liceos Beatriz Oyenart y regional Silvia Izquierdo, para presentar dichos planes al cuerpo docente presente en la institución.

Basados en la exposición de los arquitectos tomamos conocimiento de la proyección de dos liceos a funcionar en forma independiente y sin comunicación física uno con el otro, siendo uno de estos centros de Ciclo Básico y otro para grupos de Bachillerato.

El proyecto posee un costo de 57 millones de pesos.

La inspectora regional Silvia Izquierdo plantea que dicha propuesta parte de las solicitudes y reclamos de los docentes, ante lo cual, debemos decir, desconocemos como núcleo cuáles instancias y colectivos han realizado la solicitud.

El liceo de primer ciclo contará y estará organizado de la siguiente manera:

  1. Está proyectado para funcionar en la que actualmente constituye la planta baja del centro.
  2. Tendrá su entrada por el patio (portón) que se encuentra en el fondo de la institución. Salida y entrada por “el callejón”.
  3. 8 salones de clases, uno de los cuales estará equipado con mesas para educación visual y plástica en forma permanente. (Será eliminado el salón contiguo al patio escolar, actualmente ubicado en el pasillo de planta baja. Dicho patio perteneciente al liceo, según planos originales, será solicitado a primaria y formará junto con el salón un patio interior).
  4. 1 sala de informática (la que ya existe para primer año).
  5. Tres salones funcionarán en el espacio que hoy ocupan 2º2 durante el turno matutino, sala de informática de segundo, biblioteca y adscripción. El resto tendrán entrada por el patio y serán los dos existentes actualmente con vista al patio y tres nuevos salones a construirse, junto con administración y dirección.
  6. La sala de profesores funcionará en el salón que actualmente ocupa teleconferencias.
  7. De los tres laboratorios se conservarán dos: física y biología-química compartirán espacio.
  8. Biblioteca a funcionar donde actualmente es la cantina.
  9. Cantina a funcionar donde antiguamente estaba ubicado el equipo multidisciplinario.
  10. La construcción no prevé: espacio para equipo multidisciplinario, gimnasio para clases curriculares de educación física, salón multiuso ni comedor para funcionarios.

El liceo de segundo ciclo o bachillerato contará con:

  1. 12 salones de clase (uno equipado con mesas para dibujo en forma permanente).
  2. Biblioteca.
  3.  Tres laboratorios (física, química y biología).
  4. Sala de profesores.
  5. Dirección, administración.
  6. Comedor para funcionarios.
  7. Patio terraza a construirse sobre la superficie del liceo de primer ciclo.
  8.  Espacios de relacionamiento en actuales descansos de escalera.
  9. Adscripciones.

Algunas consideraciones:

Al comienzo de la reunión se pregunta sobre el destino de los alumnos matriculados en el centro, dado que el liceo de primer ciclo pasaría de 18 a 8 grupos por turno diurno, suponiendo una pérdida de 20 grupos diurnos. Los arquitectos informan que otra dependencia del organismo se encarga de dicha tarea. Al finalizar la reunión se interroga específicamente a las inspectoras presentes sobre este punto, quienes señalan que el liceo de segundo ciclo tendría dicho carácter únicamente en la noche, pero funcionaría como liceo de primer ciclo en los turnos diurnos. Los docentes planteamos nuestras inquietudes respecto:

1-Al carácter de los centros: ¿serán de primer o segundo ciclo?

2-En caso de perderse grupos en alguno de los establecimientos, ¿qué sucedería con las horas?, ¿serán reasignadas en otros centros?, ¿dónde serán absorbidos los estudiantes de primer ciclo en caso de funcionar un solo liceo de ciclo básico? Señalamos preocupación por un posible crecimiento de la matrícula.

3-Se subraya la ausencia de espacios relevantes: salón multiuso, espacio adecuado para el equipo multidisciplinario, gimnasio y comedor para funcionarios en caso del liceo a funcionar en planta baja.

4-Se subraya que la obra (de gran dimensión y costo) no prevé la reparación de techos y ventanales de la planta superior, actualmente con problemas importantes en el filtrado de agua (situación relevada por arquitecta Camacho en 2015 y por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social).

5-Señalamos nuestra preocupación por la convivencia de una obra de este tamaño con el funcionamiento de un liceo de primer ciclo con 18 grupos.

6-Indicamos preocupación porque el liceo a funcionar en planta baja tendrá una sola entrada y salida, en caso de emergencia.

7-Expresamos nuestra profunda preocupación por las discrepancias entre los señalamientos del equipo de arquitectos y el cuerpo inspectivo acerca del carácter de los centros a funcionar en los liceos una vez efectuada la división-ampliación. Asimismo, se señala la preocupación por la respuesta que estos planteos o señalamientos tendrán. ¿Cuándo estará disponible un panorama más claro? ¿Cómo será comunicado al cuerpo docente?

Redacción: María Noel Graffigna