Liceo 24 – 24/03/14

24 de marzo de 2014

 

Directiva de ADES Montevideo:

 

Por la presente, los docentes pertenecientes al núcleo liceal del Liceo 24 queremos poner en su conocimiento la siguiente situación. Desde hace muchos años nuestro liceo, situado en la zona oeste de Montevideo, no ha contado con ninguna obra de carácter edilicio que apunte a atender la situación de crecimiento de la matrícula en esta zona ni a mejorar la situación edilicia del liceo, que es por demás deplorable. No contamos con los espacios adecuados para la cantidad de grupos existentes en el mismo. Tenemos, desde el año 2005, dos contenedores en el exterior del liceo, donde hasta el año pasado funcionaban dos grupos de clase en condiciones lamentables; los mismos no se encuentran conectados con el casco principal del Liceo, por lo que cuando llovía los chicos no podían recibir clase allí.

Los baños son inadecuados para la cantidad de alumnos (450 aprox. por turno) y además no existe ningún baño adecuado desde el punto de vista de la accesibilidad, cosa que está prevista, pero ya hace 4 años que tenemos alumnos en silla de ruedas que no pueden acceder a los mismos.

Contamos con un solo Laboratorio, que por sus dimensiones resulta totalmente inadecuado y además insuficiente teniendo en cuenta las distintas orientaciones en el turno nocturno.

No contamos con una sala multimedia adecuada, ya que ésta cumple las veces de depósito y pasaje hacia otras áreas del Liceo y además se encuentra muy poco equipada.

La sala de docentes se encuentra en un corredor armada con una estructura prefabricada y sus dimensiones son inadecuadas para la cantidad de docentes existentes. Los baños para los docentes son insuficientes y totalmente inadecuados.

La biblioteca se encuentra reducida a un espacio prefabricado en el hall de la institución.

No tenemos un espacio digno para las auxiliares de servicio, las que descansan en el lugar donde se encuentran las cisternas de ambos baños de alumnos.

Debido a esta situación, en el año 2013 nos reunimos en el CES con el Consejero Guasco y la arquitecta del ente y luego en CODICEN con el consejero Landoni y los arquitectos. Estas reuniones surgen ante la noticia de que para el Liceo estaba prevista la llegada de 4 aulas prefabricadas, dos de las cuales sustituirían las ya existentes, y dos nuevas que se colocarían en el patio del liceo. En estas reuniones planteamos la necesidad de una obra que atienda todas las carencias que tenemos al día de la fecha, a lo que se nos dijo que por ahora no estaba planteada ni ella ni la construcción de un nuevo liceo en la zona.

Luego de mantener estas reuniones convocamos al consejero Landoni a concurrir al Liceo y nos reunimos en sala el día 28 de Noviembre de 2013, teniendo como premisa considerar y acordar qué destino se le darían a las aulas prefabricadas que serían instaladas en el predio del Liceo. En forma unánime acordamos la necesidad de tener dentro del cuerpo del edificio a los dos grupos que hasta esta fecha se encontraban en los dos contenedores de afuera, por los siguientes motivos:

 

  1. a) tener dos grupos de clase separados del cuerpo del edificio genera en los estudiantes un sentimiento de exclusión y aislación que los mismos expresan y que además también es compartido por los docentes.

 

  1. b) los resultados de ambos grupos desde el punto de vista pedagógico y actitudinal son peores que los del resto de la institución en general.

 

  1. c) frente a situaciones climáticas de mal tiempo, lluvia, frío o calor intenso, los grupos que se encuentran fuera de la institución son realojados dentro del Liceo, utilizándose salones libres y el SUM para el dictado de sus clases, lo que genera un clima poco adecuado para el correcto desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que los alumnos se sienten que “pasean” por todo el Liceo.

 

Durante la mencionada reunión le fueron planteadas al Consejero y a los arquitectos varias alternativas para poder reacomodar a los dos grupos de afuera dentro del casco principal del Liceo, a saber:

 

  1. a) modificar el salón SUM y transformarlo en dos aulas con salida independiente al corredor y a su vez unificar las dos aulas prefabricadas que vendrían para afuera en una nueva sala multimedia.

 

  1. b) modificar la actual adscripción y el SUM para lograr dos espacios áulicos dentro del Liceo.

 

  1. c) trasladar ambas salas de informática hacia afuera y reubicar ambos grupos dentro del Liceo.

 

Todas las propuestas fueron ampliamente discutidas en la mencionada sala, y los arquitectos y el consejero esgrimieron los argumentos desde el punto de vista arquitectónico y edilicio de los pros y contras de cada una de ellas. Se argumentó por parte de los arquitectos que no se podía modificar el salón SUM para que funcionara como salones de clase, ya que el mismo no cumple con las condiciones necesarias desde el punto de vista del tamaño como de la acústica para ser salón de clase. Además se nos planteó que no se podía dividir el mismo en dos porque CODICEN no realiza ese tipo de obras en esta etapa. Con respecto a modificar la actual adscripción, también se nos negó esa posibilidad ya que no cumple con las condiciones para funcionar como salón de clase. En relación a la última propuesta, consistente en trasladar ambas salas de informática hacia afuera, fue ésta la única posibilidad realmente viable para poder reubicar a ambos grupos dentro del casco del liceo, partiendo de la base, además, que originalmente funcionaban como salones de clase.

Luego de discutir los pros y contras de esta posibilidad y habiendo dejado claro por parte del consejero que debíamos tener claro de antemano que si el destino de estas aulas iba a ser salas de informática, se debería solicitar que tuvieran una adecuación especial para su funcionamiento. La sala docente y los miembros del CODICEN coinciden en:

 

  1. a) retirar los contenedores existentes y a pedido de los docentes no mantenerlos dentro del predio del Liceo, ya que si esto sucede correríamos riesgo de que luego, más adelante, fueran re utilizados para realizar actividades académicas.

 

  1. b) destinar las nuevas dos aulas prefabricadas a salas de informática con las garantías necesarias para el correcto funcionamiento de las mismas.

 

  1. c) no anexar a estas nuevas aulas baterías de baños, sino refaccionar los ya existentes y readecuarlos según las necesidades de la población estudiantil.

 

Además de acordar en estos aspectos, se nos comunica que no hay ninguna obra de gran magnitud prevista para el Liceo, más allá de la instalación de estas aulas prefabricadas y la pintura y reacondicionamiento eléctrico de la institución.

Lamentablemente, al comienzo de los cursos no estaba pronta ninguna de las obras previstas, por lo que decidimos en sala hacer rotar a los grupos en consecuencia de la premisa de que ningún grupo de clase podía funcionar fuera del casco principal de la institución.

El día miércoles 19 nos reunimos en sala con la presencia de arquitectos de secundaria y el inspector Álvaro Fernández. En la misma se discuten los aspectos referidos a la instalación de las aulas afuera y la pertinencia de llevar las salas de informática allí. El inspector pide que los grupos dejen de rotar y que se utilicen los recursos existentes dentro del Liceo. Hoy tenemos un grupo funcionando en una sala de Informática y otro en el salón multiuso.

El núcleo sindical del Liceo, reunido el día viernes 21, considera que es inminente, por un tema de tiempos y costos, que las autoridades del Liceo decidan instalar en las aulas prefabricadas dos grupos de clase de forma permanente. Por todo lo expuesto anteriormente, decidimos negarnos a que funcionen afuera dos grupos en forma permanente y pedir que realmente se realice una reestructura de la institución, teniendo en cuenta que todos los grupos deben estar dentro del Liceo. En caso contrario, se convocará a reunión del núcleo sindical y se procederá a ocupar la institución a fin de denunciar la deplorable situación en la que nos encontramos.

Esperamos esta nota sirva de información de lo que en esta institución está aconteciendo.

 

Núcleo Sindical del Liceo Nº 24