Núcleo Sindical del Liceo 13 denuncia fraude de la ONG Cimientos

El negocio de la pobreza: Un fraude con apoyo institucional

Informe sobre la ONG Cimientos

En la sala docente del mes de febrero del presente año la Directora del liceo N° 13 Prof. Yeni Neyra informa que la institución trabajará con la ONG Cimientos, hecho que posteriormente fue difundido por la prensa. Esta ONG se presenta como una organización sin fines de lucro cuyo fin es “promover la igualdad de oportunidades en las poblaciones más vulnerables”1 procurando que puedan egresar del Ciclo Básico. Para esto otorga a los estudiantes seleccionados una beca y realiza un acompañamiento de estos (durante los tres años del ciclo) a través de “tutorías no académicas”. Actualmente están trabajando en los liceos 13, 22 y 52 de Montevideo.

El presente informe recoge datos que fueron proporcionados por la ONG Cimientos, la dirección del liceo N° 13 de Montevideo y la Inspectora de Institutos y Liceos Prof. Catalina Videla durante entrevistas realizadas por la ATD liceal, el núcleo sindical y en las coordinaciones generales de los días 1ro de abril, 29 de abril y 20 de mayo del 2017.

1. Seleccionando estudiantes

La selección de los estudiantes que participan del proyecto la realiza la propia ONG, esta particularidad llamó la atención de los docentes de la institución, más al constatar a través de los medios de prensa los mecanismos utilizados por Cimientos para promocionarse y recaudar fondos.

Para explicar cómo se promociona esta ONG bastan las palabras de la Mag.Valeria Piriz (Directora Ejecutiva de esta organización) en el programa radial “De Ocho a Diez”2 . Allí compara los resultados de promoción obtenidos por el grupo de estudiantes seleccionados en los años 2015 y 2016 (94% y 86% respectivamente), con el promedio del departamento de Montevideo (64%). Ironiza al respecto sosteniendo que “estamos un poco por arriba del promedio” hecho que relaciona con la tutoría no académica que realiza su institución.

Ya en la primera coordinación del año algunos profesores estaban preocupados ante el hecho de que los estudiantes repetidores no eran siquiera considerados para la selección. Esta disposición era aparentemente ignorada por el equipo de dirección pues en primera instancia aseguró que esta información no era correcta, debiendo ser corregidos por la POP allí presente. Los docentes manifestaron entonces su temor a que los estudiantes seleccionados por la ONG no fueran los que realmente necesitaran más apoyo.

Tanto a la Directora como la Inspectora cuando posteriormente fueron interrogadas acerca de su posición respecto a que fuera la ONG la encargada de seleccionar a los estudiantes y no por ejemplo los docentes de la institución, manifestaron no tener una opinión al respecto.

En la entrevista mantenida con miembros de la mesa de ATD liceal la Mag. Valeria Píriz explica que para la selección de estudiantes se tiene en cuenta el nivel socioeconómico y educativo del núcleo familiar y la disposición de la familia a concurrir a entrevistas mensuales.

Explican además que estos datos se obtienen a partir de una serie de formularios. Dichos formularios incluyen una pregunta acerca de la nota de promoción de primaria, aunque la ONG declara no tenerla en cuenta para la selección.

Cabe destacar que durante la misma entrevista la Lic. Valeria Píriz responde que las notas de promoción de los estudiantes que habían sido seleccionados en el liceo corresponden a los siguientes porcentajes:

Es claro que es muy poco probable que se llegue a esta composición porcentual sin atender la nota de promoción como parte del criterio de selección.

Dado que el núcleo sindical solicitó la lista de los estudiantes seleccionados a la dirección fue posible estudiar las notas de promoción escolar de los mismos.

Resultados de la selección efectuada por la ONG

La indagación realizada por profesores arrojó los siguientes resultados:

Cabe destacar que:

  • La nota de promoción que más se repite es STE.
  • La mayoría de los estudiantes seleccionados ingresa a la institución con notas de promoción que son matices del sobresaliente.
  • El 97% de los estudiantes seleccionados no tiene historial de repetición en la escuela.
  • Los estudiantes seleccionados que han sido promovido con notas equivalentes al 9, 10, 11 y 12 suman el 82%.

Es evidente que estas notas distan mucho de los promedios declarados por la ONG:

Dos cuestiones que resultan interesantes de lo expresado por la ONG en la entrevista son que el acompañamiento del estudiante está sujeto a la disposición de la familia a reunirse con psicólogos de la institución y que los estudiantes seleccionados que repiten un curso, dejan de ser acompañados.

Cuando se le pregunta al equipo de dirección cuáles son los criterios manejados por Cimientos para la selección de estudiantes señalan que son el compromiso de la familia y del estudiante, la asistencia a clases, la realización de tareas y su condición socioeconómica.

La dirección trae consigo a esta entrevista los “resultados obtenidos por Cimientos en otras instituciones” explicando que los mismos fueron determinantes a la hora de decidir trabajar con esta organización.

Sin embargo en nuestra institución durante dos años se realizó un control de los porcentajes de promoción obtenidos por estudiantes que tenían hasta 25 faltas contrastándolos con aquellos cuyas faltas superaban las 25. Se observaron resultados muy similares a los ostentados por la ONG con sólo controlar la variable asistencia.

Es decir que si discriminamos sólo por asistencia, sin excluir a los estudiantes repetidores ni a aquellos cuyas notas de promoción no son destacadas, sin dejar afuera a los que no cuentan con una familia que los apoye o sus padres no pueden asistir a entrevistas porque trabajan todo el día, incluyendo también a los que no hacen las tareas, se observa una promoción de 84%. No cuesta mucho imaginar que seleccionando estudiantes que cumplan con todos estos requisitos estaríamos cercanos al 100% de promoción sin que se realice ninguna intervención particular sobre esta población.

En otras palabras es fácil ver que aunque la ONG Cimientos muestra en sus presentaciones que atiende poblaciones estudiantiles con indicadores socioeconómicos deprimidos, estos se corresponden directamente con los de los centros educativos en los que trabaja. Sin embargo seleccionan un grupo de éxito (que les asegure seguir recibiendo el dinero que los financia) y no a quienes más necesitan ayuda dentro de la institución.

La selección de estudiantes no tiene porque hacerse directamente a través de sus notas para que resulte elegido “un grupo de éxito”, basta con asegurar otros factores (como la condición sine qua non explicitada por la ONG: para ser seleccionados los estudiantes deben tener una familia comprometida que asista a las entrevistas³). Entendemos que no existe incongruencia entre los criterios de selección manifestados por la ONG y los resultados obtenidos, los mismos son claramente compatibles.

¿Qué ofrece la ONG a los estudiantes?

En la entrevista del día 29 de abril el equipo de dirección nos aseguró que la ONG se ocupa de organizar los cuadernos de los estudiantes y de realizar el control de deberes.

Interrogada respecto al abordaje pedagógico realizado por parte de esta organización, la dirección admite desconocerlo. Explica la Directora que lo que le gustó de la propuesta es todo lo relacionado con la importancia que se le da a los hábitos y al trabajo con la autoestima.

La Directora de Cimientos posteriormente afirmó que “no hay un enfoque pedagógico” sino un “enfoque educativo”4. Sobre este “enfoque educativo” explican que se basan en autores como Flavia Terigi, que trabaja como asesora de Cimientos.

Por otro lado se nos explica que el “acompañamiento educativo” que realizan consiste en un único encuentro al mes con el tutor en el que participa también el acompañante adulto. El estudiante puede ser sacado de clase para este fin.

Este encuentro mensual es caracterizado como “tutoría no académica” y promocionado como la intervención que ha logrado los altos índices de promoción.

La dirección no pudo contestar respecto a cómo es posible que en este único encuentro mensual (de una hora de duración) el tutor pueda hacer el seguimiento de deberes y el control de los cuadernos.

Por su parte la Directora de Cimientos explica que en estos encuentros se le solicita al estudiante que señale en qué asignatura tiene más dificultades para luego solicitar al docente un informe escrito (mediante el llenado de un formulario) de la situación del estudiante. Nos aclara que el liceo debe dar esta información porque se ha comprometido por escrito a ello.

También informan que realizan encuentros grupales y salidas didácticas.

La Beca: Los estudiantes reciben un apoyo económico de 1000 pesos por mes. Se piden recibos pudiéndose gastar el dinero en boletos, comida y ropa. El total de estudiantes seleccionados que recibe esta beca de Cimientos es 133 entre los tres liceos. Los mil pesos son otorgados durante 10 meses, de marzo a diciembre.

3. La financiación de la ONG ¿de dónde viene? ¿y a dónde va?

La ATD liceal fue la encarga de preguntar directamente a la ONG ¿quién los financia, de dónde sale la plata para las becas?

La Directora Ejecutiva de Cimientos informa que la financiación es en un 99% a través de fondos privados (empresas o individuos) y en un 1% por subsidios del Parlamento otorgados en 2016 para tres años según Ley Presupuestal.

Posteriormente, en oportunidad de la coordinación del día 20 de mayo, nos indica que el monto de este subsidio es de 350.000 pesos al año. Si este dato fuera correcto el presupuesto anual de la ONG sería de 35.000.000 pesos al año.

En la nota del diario El Observador titulada “Invertir en educación” 5 se señala respecto a esta ONG: “Los logros educativos ya se ven. Cuando el índice de promoción de primer año del liceo Nº 22 era de 56%, el trabajo de la ONG logró aumentar la cifra a 84% en solo un año, dijo a El Observador Valeria Salmain, encargada del proyecto en Uruguay”.

Se indica también en esta nota que el apoyo empresarial a la educación gana cada vez más adeptos, y entienden que son la crisis educativa y las exoneraciones tributarias los principales factores para que esto suceda. Finalmente explican que de realizar donaciones “la exoneración tributaria para la empresa será del 81,25%”.

Dicho claramente es el Estado quien financia este 81,25% a través de la renuncia fiscal quedando estos fondos públicos en manos de privados, en este caso la ONG Cimientos.

En la página web6 de la ONG se puede observar lo siguiente:

Tomemos como válido lo declarado por la Directora Ejecutiva de Cimientos quien señaló que el aporte estatal de 350.000 pesos es el 1% de la financiación total de la ONG (y no que se trató de un intentó de desestimar la importancia de este aporte).

Recordemos que la beca dada a los 133 estudiantes es de mil pesos por mes, durante 10 meses al año (133.000 x 10 meses = 1.330.000). Esto indicaría que las becas se cubrirían con el 3,7% del presupuesto de la ONG.

 

Supongamos que sólo el 50% de este presupuesto (35.000.000 de pesos al año) proviene de empresas que deducen impuestos y consiguen propaganda para su negocio por este medio, o sea un escenario donde la mitad de las donaciones son de particulares.

El 81,25% de renuncia fiscal correspondiente a estos 17.500.000 es 14.218.750. Esto sumado a los ya mencionados 350.000 pesos nos da la cifra de 14.568.750 pesos anuales aportados por el Estado para esta ONG.

Por lo tanto el Estado gastaría 1.568.750 pesos al mes para distribuir 133.000 pesos a los estudiantes, no queda claro además con qué fin estarían donando su dinero los particulares que ponen el otro 49% del presupuesto.

No dejemos de tener en cuenta que el porcentaje de donaciones deducibles de impuestos puede ser muy superior al 50%.

¿Para qué se usa el resto de lo recaudado por la ONG?

4. Otras cuestiones alarmantes

  • La decisión de firmar un acuerdo por 3 años con la ONG nunca fue consultada con los docentes de esta institución. La reunión entre la ONG y la dirección se realizó en inspección. Los actores que tomaron esta decisión fueron la Directora (desde el 2016) de la institución Prof. Yeni Neyra, la Inspectora Catalina Videla y una de las psicólogas integrante del equipo multidisciplinario. La Inspectora afirmó en la coordinación que es la propia Directora General Celsa Puente quien apoya el trabajo de esta ONG en los liceos.
  • Se ha solicitado tanto a la dirección como a la ONG una copia del contrato para poder examinarlo, aunque accedieron dicha copia nunca nos fue entregada.
  • La ONG mantiene un acuerdo con el MEC desde el año 2014 y según su Directora Ejecutiva Valeria Piriz, el MEC aspira a que todas sus becas pasen a estar tercerizadas a esta ONG.
  • Si un estudiante trae en el boletín 3 o 4 materias bajas la beca puede ser retirada y como ya se señaló, si un estudiante repite un año no sólo se le retira la beca sino que además se lo deja de acompañar.
  • La ONG dispone en el liceo de un salón para su uso exclusivo.
  • En la coordinación del día 20 de mayo la ONG se presenta ante los profesores de la institución acompañados por la Directora y la Inspectora de Institutos y Liceos. Una vez finalizada su exposición los docentes reparten entre los presentes el informe con las notas de promoción de los estudiantes seleccionados. Nos llamó la atención el hecho que la ONG en ningún momento solicitó ver esta información aún cuando continuaban asegurando que desconocían la nota de promoción de los estudiantes seleccionados. Cuando se entrega esta información a la Inspectora su reacción no fue el horror o la indignación que manifestaban los docentes presentes, sino que sus palabras fueron 8 “bueno, podemos decir que en el 13 seleccionamos a los mejores alumnos” en un claro intento de cubrir a la ONG.
  • Los formularios y los criterios de selección utilizados en nuestra institución son los mismos que se utilizan en el liceo 22 y el 52.
  • Al preguntársele a la Inspectora si ha existido algún control sobre los resultados de la selección de estudiantes en los otros liceos, concretamente si se han verificado sus notas de promoción, la Inspectora Catalina Videla evade la pregunta diciendo que no nos tenemos por qué meter en lo que pasa en otros liceos.
  • En la página web de Cimientos7 se alienta a los padrinos a acompañar a “un joven durante su trayecto por el Ciclo Básico liceal”, contiene afirmaciones que resultan inquietantes como “podrán intercambiar cartas y también se podrán conocer”. Desconocemos con qué adultos estará en contacto el estudiante una vez que ha ingresado al programa. Somos conscientes que la nuestra no es una opinión experta, pero la asimetría existente entre un adulto “benefactor” y un estudiante “beneficiario de su caridad” nos parece un poderoso llamador para abusadores.

5. A modo de cierre

Las autoridades del sistema educativo han abierto la puerta a organizaciones privadas (aunque financiadas con fondos públicos) que se están encargando cada vez en mayor medida de la formación de estudiantes de la educación pública.

Estas organizaciones ofrecen educación por competencias, trabajan especialmente competencias socioemocionales. Desarrollar este punto requeriría un informe aparte, sólo mencionaremos que lo trabajado por estas organizaciones está en línea con la “Encuesta de Demanda de Habilidades”8 para Latinoamérica financiada por el BID. Según este estudio cuando se trata de trabajadores con poca experiencia y sólo estudios secundarios, las empresas valoran las habilidades socioemocionales (controlar emociones, evitar reacciones negativas, responsabilidad, compromiso, cumplimiento de tareas, amabilidad, buena presencia y respeto) por sobre el conocimiento y las habilidades específicas de la tarea.

Esta pedagogía de la cultura empresarial (como la llama H. Giroux, 2012) propone un adiestramiento de los estudiantes más destacados de los barrios pobres.

No se investiga o audita a estas organizaciones para ver por ejemplo, cuánto dinero destinan a becas y a cuánto ascienden los sueldos de quienes las gestionan.

Se les permite montar dispositivos de selección de estudiantes a modo de “un hospital que atiende a los sanos y expulsa a los enfermos” para mostrar altos porcentajes de éxito que les permitan recaudar más dinero. Hecho que además evidencia que el fin de estas organizaciones privadas está lejos de ser el declarado.

Como si todo lo señalado no fuera suficiente motivo de indignación cada vez que la ONG es promocionada se señala que ha logrado con su trabajo de tan solo un año, un salto de 30 puntos en el porcentaje de promoción. Discurso que pone en juego la cuestión “educación privada o gestión privada de la educación versus educación pública” donde lo público es presentado como obsoleto, con metodologías anquilosadas y lo privado como innovador y práctico.

Las autoridades de la educación dejar hacer o abiertamente apoyan a estas instituciones privadas, sus discursos, sus métodos y sus lógicas.

En los últimos años se puede observar un gran número de ONGs o fundaciones que rondan como moscas alrededor de los centros educativos, especialmente los de la periferia Montevideana. Para aprobar su ingreso a las instituciones, ¿qué teoría manejan al respecto de esta proliferación las direcciones, las inspecciones y los consejeros del CES? ¿Consideran acaso que se trata de gente con ganas de ayudar que casualmente surgió luego de aprobada una la ley que permite acceder a los fondos provenientes de la renuncia fiscal?

A nuestro entender claramente se trata de lucro, hay actores que ven a la educación no como un derecho sino como un negocio al que le nacen clientes todos los días. Pero en el caso concreto de la ONG Cimientos ¿qué responsabilidades institucionales existen por apañar este fraude? ¿Se piensa realizar una investigación oficial, se les permitirá seguir trabajando? Resulta difícil de creer que nadie se haya percatado de lo que estaba sucediendo.

Por todo lo expuesto entendemos que debemos exigir que se realice un estudio de las calificaciones de los estudiantes seleccionados por la ONG Cimientos en los liceos 22 y 52.

Es prioritario también que se investigue en qué se utiliza el presupuesto de la organización; cuánto destina a gastos de funcionamiento y cuánto a becas a los estudiantes.

Nos cabe la responsabilidad de no mirar para otro lado mientras se estafa y se manipula información para recaudar fondos y golpear a la educación pública. Pero mucho menos podemos permanecer omisos cuando se lucra con la necesidad de nuestros estudiantes.

Núcleo Sindical del Liceo 13

ADES Montevideo- FeNaPES – PIT-CNT

Informe aprobado por la Asamblea Técnico Docente liceal

Notas:

1 http://cimientos.org/sitio/acerca/

2 https://www.youtube.com/watch?v=TTdhGzkjw5w

3 Es sabido que estos estudiantes que “tienen una familia atrás” son los que tienen menos dificultades, y no suelen desvincularse o repetir.

4 Huelga señalar lo absurdo de la distinción: ¿puede lo educativo no ser pedagógico?

5 http://www.elobservador.com.uy/invertir-educacion-n262474

6 http://cimientos.org/uy/yo-me-sumo-empresas-uruguay/

7 http://cimientos.org/uy/yomesumo/

8 Bassi, M., Busso, M., Urzua, S. and Vargas, J. (2012). Desconectados. Habilidades, educación y empleo en América Latina Washington DC: BID Educación. Recuperado de: http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getdocument.aspx?docnum=36723125