Núcleo Sindical del Liceo 72: Alerta compañeros: la privatización avanza silenciosamente

El día 7 de junio se comunicó telefónicamente con el liceo N°72 de Montevideo la fundación “Salir adelante”, explicando que el liceo había sido “sorteado” para llevar adelante el programa que implementa la fundación en centros educativos públicos de Bachillerato. Tras la no respuesta del liceo, comienza una insistente comunicación por parte de la inspectora del Consejo de Educación Secundaria, Nelly Díaz, en relación a que el liceo defina un referente para comenzar el trabajo con dicha fundación, comenzando a seleccionar estudiantes que cumplan con las
condiciones excluyentes planteadas por la misma. Luego de presentarse esta situación el núcleo planteó su rechazo a esta propuesta, y la dirección del liceo comunicó dicho posicionamiento a autoridades del C.E.S., a pesar de lo cual, el pasado 14 de junio se vuelve a comunicar la fundación, solicitando que de manera urgente se proporcionen los datos de los estudiantes que el liceo seleccionaría para trabajar con la fundación.

Aquí se da el primer punto de desacuerdo del núcleo sindical, en lo que tiene que ver con la implementación de este tipo de abordaje institucional, técnico y pedagógico, sin la previa consulta a la comunidad educativa, y desconociendo la postura del sindicato al respecto. Se nos obliga a aceptar esta fundación, sin conocer sus lineamientos, financiamiento, el trabajo concreto que va a realizar, las personas que de modo honorario o remunerado trabajarán en la misma, las instituciones con las que se contactará, etc. Nos preocupa también la cuestión entorno a bajo qué marco la institución puede brindar la información personal de los estudiantes, ¿no se estará incumpliendo con algún tipo de normativa sobre la protección de sus datos?, esto lo desconocemos.

¿Qué condicionantes excluyentes plantea la fundación en cuanto a la selección de los estudiantes? Consultando documentos y presentaciones públicas de la fundación, constatamos que una de las condiciones es que los estudiantes seleccionados tengan un promedio de Ciclo Básico igual o superior a la calificación “9”. Además, deben contar con el apoyo de algún referente familiar. Los estudiantes, junto con los adultos responsables firman una beca en la que queda establecida la suspensión de la misma en aquellos casos que los resultados estén por debajo de los
índices mínimos de rendimiento, sin importar el motivo que lleva a los jóvenes a dejar de asistir o bajar dichos rendimientos. Según las estadísticas que maneja la fundación, la tasa de egreso de Bachillerato en Uruguay se ubica entre el 32% y el 37%; mientras que en el programa “Salir Adelante”, el 87% de los jóvenes estaría terminando Bachillerato en tiempo y forma.

Aquí aparece otro punto con el cual discrepamos, y que simple y llanamente implica una interpretación errónea y deliberadamente sesgada. Si se hace una lectura superficial, parecería ser que el programa influye en forma destacada en el egreso de los estudiantes. El engaño en este análisis radica en que los jóvenes seleccionados se encuentran ya, en virtud de los criterios mismos de selección, entre el 32% que egresaría sin la intervención de la fundación. Entendemos que esto constituye una burda política de marketing que están llevando a cabo este tipo de fundaciones, ONGs, liceos gratuitos de gestión privada, etc., que se jactan de buenos índices de aprobación, sin mencionar una de las cuestiones fundamentales, que la educación pública no selecciona, afortunadamente, a los estudiantes.

La Fundación “Salir adelante” es uno de los programas de la organización “B’nai B’rith”. “B’nai B’rith” es una organización de la colectividad judía que además de realizar programas basados en lo que ellos denominan la caridad y la benevolencia, constituye un organismo de difusión de la ideas religiosas del judaísmo y de las ideas políticas del sionismo, en tanto defensora explícita de los intereses internacionales del Estado de Israel. Los estatutos de la fundación fueron aprobados por el M.E.C. en marzo del 2013, y en la Rendición de Cuentas de dicho año se la incluye dentro de la Ley de Donaciones Especiales. Esto implica que distintas empresas destinen dinero a esta fundación, a cambio de la exoneración de una importante cantidad de impuestos. Sumado a esto, como es el caso de “Umbro”, se genera un gran caudal de publicidad, a través de la salida pública ante los medios, mostrando su “vocación de servicio”. Además, en algunos casos se generan pasantías en las mismas empresas que realizan donaciones.

Consideramos que el accionar de la fundación basado en un supuesto acompañamiento y seguimiento que tiene como finalidad apoyar a los desvalidos, vulnerables, sin generar ningún resultado a favor de la misma, sino un altruismo de aquel que tiene más, es un claro reflejo de una política de corte asistencialista, que se aprovecha de relaciones sociales y económicas injustas y desiguales. Ejemplo de esto es el caso de las pasantías, que en definitiva es una manera que utilizan las empresas de obtener mano de obra barata y dócil. Rechazamos también la intromisión de lo privado en lo público, las cantidades de dinero que exoneran las empresas vía renuncia fiscal por
parte del Estado, que en definitiva implica un direccionamiento de los recursos públicos pautados por la elección de las empresas. Además, nos preocupa la injerencia de una organización que responde a claros intereses políticos de la religión judía y del Estado de Israel.

Por último queremos denunciar el mecanismo que está llevando adelante el C.E.S., y que particularmente en este caso ejecuta una inspectora, asumiendo el trabajo de introducir este tipo de instituciones a los centros educativos, mediante mecanismos poco explícitos para la comunidad educativa.

Convocamos a que todos los núcleos estén alertas en cuanto al desembarco de este tipo de organizaciones, que no solamente encuentran en la educación pública un espacio propicio para la propagación de sus posiciones ideológicas, sino que además responden al interés económico de algunas empresas a la hora de generar publicidad y obtener mano de obra dócil y acrítica, utilizando recursos económicos públicos. En este sentido el núcleo sindical de docentes del Liceo N° 72 pone en conocimiento que en caso de que esta fundación comience a trabajar en el liceo, se ocupará inmediatamente el centro educativo.

Núcleo Sindical del Liceo N° 72 de Montevideo