Núcleo Sindical del Liceo N° 18 ocupará el centro ante implementación de las pruebas PISA

Las razones de nuestro rechazo a las pruebas PISA

El Núcleo Sindical del Liceo N° 18 ha adoptado la medida de paro con ocupación para el día en que se prevé la aplicación de las pruebas PISA, por las razones que a continuación se detallan:

  1. Las pruebas PISA no evalúan los rendimientos del sistema educativo uruguayo atendiendo a los objetivos de sus planes y programas de estudio.
  2. Las pruebas PISA parten acríticamente de un currículum estandarizado a nivel internacional, que oculta la necesidad de planes de estudio acordes a cada contexto e historia.
  3. Las preguntas de las pruebas PISA parten de un recorte específico de aprendizajes, pues se presupone que ciencia, matemática y lectura resumen el valor de toda enseñanza. Señalamos que nuestra educación pública ha dado siempre un lugar relevante a la filosofía, la historia, la literatura, la música, las artes visuales y los deportes.
  4. Los defensores de las pruebas PISA les adjudican el propósito de medir competencias en tres áreas: Matemáticas, Ciencias y Lectura. En los hechos, las competencias son estándares tomados del “mundo del trabajo”: pagar, cobrar, manipular tecnología, comunicar e interpretar mensajes que nunca son reflexivos.
  5. Las pruebas PISA pervierten su supuesto objetivo evaluador al ordenar en una lista a los países según los resultados obtenidos por los estudiantes. Las distancias económicas que separan a países como Finlandia y Uruguay, por ejemplo, son muy grandes. Sin embargo, las diferencias en lo educativo son discutibles.
  6. Las pruebas PISA llevan implícita una exigencia de “eficiencia”: optimizar la relación entre recursos y resultados. Representa un aspecto más del proceso por el cual la lógica mercantil se extiende al campo de conocimiento.
  7. Los gobiernos y diversos grupos de presión miran la ubicación de su país en el ranking PISA, culpabilizando a los docentes e caso de haber descendido, haberse mantenido, o no haber mejorado lo suficiente, o sea, casi siempre.
  8. Al imponer parámetros de “éxito educativo”, PISA se ha convertido en una herramienta para justificar reformas reaccionarias y denunciar a la administración pública como una maquinaria fallida, impulsando la privatización.
  9. Las pruebas PISA permiten al gran capital controlar a distancia lo que ocurre en los sistemas educativos nacionales, mediante supuestos teóricos que no se someten a discusión a la hora de evaluar las políticas públicas.
  10. El flujo de crédito y financiación a países como Uruguay se tasa atendiendo a los datos de las pruebas PISA. Nos preguntamos: ¿es PISA una herramienta más para conocer nuestra realidad educativa o, por el contrario, no existe la posibilidad de sustraerse a su mirada?

No es necesaria la aplicación de ninguna prueba estandarizada para saber que la pieza clave de la calidad de la educación son los docentes, que los recursos financieros son condición necesaria para una educación de calidad, que más tiempo dedicado a la enseñanza no garantiza por sí mismo mejores resultados, que reducir el número de alumnos por clase mejora los rendimientos, que la condición socioeconómica del alumno es lo que más incide en sus resultados académicos, y que el acceso a computadores e internet no ha mejorado los resultados académicos.

¡Basta de estigmatizar a estudiantes y docentes!

¡Exigimos se atiendan las necesidades reales de la educación pública!

 

Núcleo Sindical del Liceo N° 18

ADES Montevideo – FeNaPES – PIT-CNT

 

Contactos con el núcleo sindical: Mariana Colasso: 094166550 / Mariana Senatore: 099592003 / Julio Moreira: 099376687