Rechazo a la Circular Nº 1/2015 del CODICEN

Estudiada la Circular Nº 1/2015 del CODICEN, firmada por Wilson Netto y Beatriz dos Santos, según la cual los alumnos de Ciclo Básico deben permanecer en las instituciones educativas durante la totalidad del turno al que asisten, independientemente de que el liceo disponga o no de las condiciones mínimas necesarias para cumplir su cometido excluyente, que es educar.

Teniendo en cuenta que:

  • La Circular del CODICEN parte del supuesto de que los liceos deben retener a los estudiantes en el horario de clase, aunque no haya profesores de aula y/o adscriptos y/o psicólogos y/o trabajadores sociales que pueden acompañar, desde sus respectivos roles, los procesos de aprendizaje de esos estudiantes.

 

  • De múltiples investigaciones se deduce que los condicionamientos socioeconómicos negativos sobre el rendimiento de los estudiantes no logran revertirse solamente por el cumplimiento de un número determinado de horas dentro de un centro de enseñanza. Los problemas económicos se revierten fundamentalmente mediante medidas económicas.

 

  • Las familias deben tener la seguridad no de que en el horario de clases sus hijos están encerrados en el liceo, sino de que están siendo educados con profesionales docentes bien remunerados; con recursos didácticos suficientes y actualizados; en locales adecuados, seguros y confortables; con planes integrales orientados al desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo; y con un número adecuado de funcionarios no docentes bien remunerados, que sostengan con su trabajo la tarea docente y el estudio de los jóvenes.

 

  • La Circular del CODICEN se funda en una visión lastimosa del derecho a la educación, que es prácticamente equiparado con la permanencia de los jóvenes dentro de cierto horario en el local de estudios, cuando, en realidad, son imprescindibles condiciones dignas que habiliten la orientación de la enseñanza al desarrollo integral del estudiante para su participación activa y transformadora en la sociedad.

 

  • La Circular del CODICEN no pretende más que ocultar que el comienzo de cursos de 2015 ha estado signado, al igual que otros años, por condiciones que golpean la educación de los hijos de los trabajadores: grupos superpoblados, pérdida de clases de apoyo, liceos sin adscriptos ni equipos de dirección, insuficiente cantidad de administrativos y auxiliares de servicio, ausencia de equipos multidisciplinarios y funcionarios de portería, superposiciones horarias, postergaciones en la ejecución de obras para acondicionar edificios que lo necesitan y liceos con mobiliario obsoleto en las aulas.

 

  • Es responsabilidad exclusiva de las autoridades la inexistencia en los liceos de condiciones mínimas para educar y, por lo tanto, la discontinuidad de los procesos de aprendizaje de los estudiantes. Es responsabilidad de las autoridades la demora de seis años para levantar un muro en el liceo 50. Es responsabilidad de las autoridades la insuficiencia del número de salones con que se construyó el nuevo edificio del liceo 54. Es responsabilidad de las autoridades la demora de un año para investigar las irregularidades denunciadas en el liceo 19. Es responsabilidad de las autoridades la falta de estrategias de por lo menos diez años a esta parte para trabajar con los jóvenes que frecuentan el entorno del liceo 38. Es responsabilidad de las autoridades la inexistencia de espacios desde los cuales trabajar las rivalidades entre alumnos de los liceos 14 y 55. Es responsabilidad de las autoridades la falta de gimnasios denunciada por los docentes de los liceos 40, 56 y 70, necesarios para que los estudiantes dispongan de un espacio adecuado para la práctica de la educación física. Es responsabilidad de las autoridades hacer funcionar el liceo 16 en un edificio construido para el encierro voluntario de ciertas personas de acuerdo a sus creencias religiosas. Es responsabilidad de las autoridades la pérdida de adscriptos denunciada por los docentes del liceo 9. Es responsabilidad de las autoridades la vulneración de los derechos humanos de los estudiantes en el abordaje de situaciones de violencia en el liceo 7. Es responsabilidad de las autoridades la falta de respuesta durante más de un año a las denuncias de contaminación sonora en el liceo 26. Es responsabilidad de las autoridades la violación del Acta 90 en el liceo 63. Es responsabilidad de las autoridades la falta de funcionarios largamente denunciada por los docentes del liceo 3. Es responsabilidad de las autoridades la falta de garantías para trabajar y estudiar en el edificio del liceo 29. Es responsabilidad de las autoridades la pasividad hacia procederes inmorales de inspectores de institutos y liceos, denunciados por docentes de los liceos 13, 24, 57 y 65.

 

  • La resolución del CODICEN no hace sino cargar de más responsabilidades aún a los docentes adscriptos, a quienes se traslada la obligación de subsanar deficiencias propias del subsistema, deficiencias cuya solución de fondo es una obligación técnico-pedagógica para las autoridades de la educación, y una obligación presupuestal para el gobierno nacional. Lejos de ello, la Circular encubre la responsabilidad de las autoridades de la educación y del gobierno nacional, pretendiendo que los adscriptos, además de todo lo que ya hacen, atiendan a los estudiantes que no tienen clase debido al número insuficiente de docentes en ciertas asignaturas y a la lentitud para la asignación de horas que nuestro sindicato ha venido denunciando en las CODED desde el mes de febrero.

 

  • Nuestro sindicato rechaza toda concepción burocrática y desconocedora de la cotidianidad de los centros de enseñanza, propia de personas que -quizá por no trabajar en un aula desde hace muchísimos años- pretenden decretar desde una oficina la obligatoriedad de acciones reñidas con la realidad de las instituciones.

 

La Asamblea General de ADES Montevideo resuelve:

 

  1. Rechazar en su totalidad la Circular Nº 1/2015 del CODICEN.
  2. Exigir al CODICEN de la ANEP la inmediata derogación de la referida Circular. Si ello no ocurriese, la FENAPES convocará una AGD con carácter grave y urgente el 26 de abril para evaluar los pasos a seguir. En caso de que esta moción no sea aprobada por la FENAPES, ADES Montevideo denunciará dicha situación y convocará una nueva asamblea el 25 de abril para evaluar medidas a tomar.
  3. Solicitar a los compañeros del Equipo Jurídico de nuestro sindicato la realización de un informe sobre la situación.
  4. Respaldar íntegramente todas las medidas de lucha que contra esta Circular decidan adoptar los núcleos liceales, las coordinaciones zonales y/o las diferentes comisiones de trabajo de nuestro sindicato, en especial la Comisión de Adscriptos.
  5. Reafirmar su compromiso con un proyecto educativo que contribuya a la construcción de una sociedad más justa, solidaria y democrática; a través de un sistema educativo comprometido con la formación en y para la libertad.